La Rebeldía Aleja de Dios

rosa-guadarrama Por: Rosa Guadarrama García

TITULO: La Rebeldía Aleja de Dios

TEXTO: 1ª  Samuel 12:20-24

«No teman —replicó Samuel—. Aunque ustedes han cometido una gran maldad, no se aparten del Señor; más bien, sírvanle de todo *corazón.21 No se alejen de él por seguir a ídolos inútiles, que no los pueden ayudar ni rescatar, pues no sirven para nada.22 Por amor a su gran *nombre, el Señor no rechazará a su pueblo; de hecho él se ha dignado hacerlos a ustedes su propio pueblo.23 En cuanto a mí, que el Señor me libre de pecar contra él dejando de orar por ustedes. Yo seguiré enseñándoles el *camino bueno y recto.24 Pero los exhorto a temer al Señor y a servirle fielmente y de todo corazón, recordando los grandes beneficios que él ha hecho en favor de ustedes.»

Introducción:

En esta noche estaremos hablando sobre la importancia de temer al SEÑOR, y estaremos usando algunos ejemplos de personajes de la Biblia. Trataremos los siguientes puntos.

1.)  La Fidelidad de Dios.

2.)  La desobediencia de Saúl.

3.)  La Verdadera Adoración comienza con la obediencia.

4.)  Un solo Camino que seguir.

Lección:

1. La Fidelidad de Dios. —El SEÑOR siempre está con uno cuando uno le teme. Muchas veces oramos SEÑOR no te apartes de mi, no me abandones, o no te separes de mi. Él nunca nos deja, es uno mismo quien se aleja de Él. Si miramos al profeta Samuel, le dice al pueblo de Israel que no se aparten del SEÑOR. Cuando se aparta uno del SEÑOR, es cuando uno no está en Sus Mandamientos, ni le teme.

2.  La Desobediencia de Saúl. —Dios demanda obediencia y fidelidad. Cuando somos obediente a la Palabra, Él siempre va a estar con nosotros. Sin embargo, la rebeldía nos ajela de Él.

(1ª  Samuel 13:7-14) «Algunos hebreos incluso cruzaron el Jordán para huir al territorio de Gad, en Galaad. Saúl se había quedado en Guilgal, y todo el ejército que lo acompañaba temblaba de miedo.8 Allí estuvo esperando siete días, según el plazo indicado por Samuel, pero éste no llegaba. Como los soldados comenzaban a desbandarse,9 Saúl ordenó: «Tráiganme el *holocausto y los sacrificios de *comunión»; y él mismo ofreció el holocausto.10 En el momento en que Saúl terminaba de celebrar el sacrificio, llegó Samuel. Saúl salió a recibirlo, y lo saludó.11 Pero Samuel le reclamó: —¿Qué has hecho?  Y Saúl le respondió:   —Pues como vi que la gente se desbandaba, que tú no llegabas en el plazo indicado, y que los filisteos se habían juntado en Micmás,12 pensé: “Los filisteos ya están por atacarme en Guilgal, y ni siquiera he implorado la ayuda del Señor.” Por eso me atreví a ofrecer el holocausto. 13 —¡Eres un necio! —le replicó Samuel—. No has cumplido el mandato que te dio el Señor tu Dios. El Señor habría establecido tu reino sobre Israel para siempre,14 pero ahora te digo que tu reino no permanecerá. El Señor ya está buscando un hombre más de su agrado, pues tú no has cumplido su mandato.»

El pueblo tenía miedo, y el rey Saúl se desesperó porque no llegaba Samuel, y desobedeció a Dios, haciendo lo que no debía hacer. ¿Cuánta gente conoce del SEÑOR de Sus Promesas de Su Poder y Fidelidad, sin embargo, se alejan de Él por causa de que no recibieron pronto su petición y actúan sin la protección de Dios?

Desobedeciendo, uno mismo se ajela del SEÑOR y cree que uno va a resolver los problemas. Dios no acepta el “yo” pienso que hago las cosas bien. Uno podrá estar lleno de buenas intenciones, más toma en cuenta que no es lo que uno siente o piensa, sino lo que Dios quiere de uno, y Él quiere obediencia todo el tiempo. Recuerda que Samuel replicó que uno tiene que servirle de todo corazón, y los exhortó a temer al SEÑOR. Sin embargo, Saúl no obedeció, y Dios le quitó el reino para siempre, por causa de pensar que estaba actuando bien, sin tomar en cuenta la Palabra de Dios.

(1ª  Samuel 15:26) «No voy a regresar contigo —le respondió Samuel—. Tú has rechazado la palabra del Señor, y él te ha rechazado como rey de Israel.»

Note como fue rechazado por no obedecer la Palabra. Uno tiene que tener cuidado del rechazo del SEÑOR o de rechazar el Mandato de Dios.

3.  La Verdadera Adoración comienza con la obediencia. —Saúl adoraba a Dios pero a su manera, no a la manera de Dios. Muchas personas que conocen de la Palabra pero no se someten a ella, y piensan que lo adoran y creen que están bien adorándolo a su manera. Por ejemplo, nuestro SEÑOR JESÚS mandó a que uno se Bautice en agua, muchos no lo hacen, eso ya es rebeldía contra Dios, porque es un mandato del propio SEÑOR JESÚS. Uno no tiene que vivir en su propio yo, sino lo que Dios demanda de nosotros.

La Palabra es el mapa para poder llegar al cielo. Supón que tú estás en una isla perdido(a), donde está lleno de animales feroces, pero en la mano tienes un mapa donde te indica como salir de la isla, sin que ningún animal te coma.

Seguramente que vas a seguir las instrucciones de ese mapa correctamente, sin tener errores, porque sabes que si no sigues las instrucciones, cualquier error podría ser fatal.  Tal vez tu dirás pero yo no estoy en una isla, pero sí estás en el mundo lleno de maldad, de rebeldía, envidia, de crueldad, que se apodera de uno cuando decide rebelarse contra Dios. Saúl se llenó de envidia, e incluso, asesinó y consultó a una adivina.

El SEÑOR prohibía hacer esas cosas, Saúl las hizo, porque ya estaba lejos de Dios, por causa de su rebeldía perdió el temor de Dios, y esas consecuencias fueron fatales.

(1ª  Samuel 28:16-20) «Samuel le replicó:  —Pero si el Señor se ha alejado de ti y se ha vuelto tu enemigo, ¿por qué me consultas a mí?17 El Señor ha cumplido lo que había anunciado por medio de mí: él te ha arrebatado de las manos el reino, y se lo ha dado a tu compañero David.18 Tú no obedeciste al Señor, pues no llevaste a cabo la furia de su castigo contra los amalecitas; por eso él te condena hoy.19 El Señor te entregará a ti y a Israel en manos de los filisteos. Mañana tú y tus hijos se unirán a mí, y el campamento israelita caerá en poder de los filisteos. 20 Al instante Saúl se desplomó. Y es que estaba lleno de miedo por lo que Samuel le había dicho, además de que se moría de hambre, pues en toda la noche y en todo el día no había comido nada.»

Note la respuesta de Samuel: El SEÑOR se ha alejado de ti por causa de no obedecer lo que le ordenó Dios. Lo entregó en manos de los filisteos, y allí murió. Después que el Espíritu de Dios estaba sobre él, Saúl decidió rechazarlo, haciendo lo que él quería hacer, y obtuvo su propio castigo.

4.  Un solo Camino que seguir. —Dios nos advierte que tenemos que obedecer y nos mostró un solo camino que seguir.

(Juan 14:6) «Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí.»

Note que Él es el único camino que seguir. JESÚS es nuestro mapa para poder salir de este mundo, y aunque estamos en el mundo, no somos del mundo. Cuando uno decide seguir a JESÚS, Él se encarga de guardar el pensamiento y corazón de las cosas que ofrece el mundo, como la envidia, celos, amargura, tristeza, rencor, y tantas cosas más. Eso es lo que produce el mundo. JESÚS no es de este mundo.

(Juan 8:22-24) «Comentaban, por tanto, los judíos: «¿Acaso piensa suicidarse? ¿Será por eso que dice: “Adonde yo voy, ustedes no pueden ir” ?» 23 —Ustedes son de aquí abajo —continuó Jesús—; yo soy de allá arriba. Ustedes son de este mundo; yo no soy de este mundo.24 Por eso les he dicho que morirán en sus pecados, pues si no creen que yo soy el que afirmo ser, en sus pecados morirán.»

Note que cuando uno no reconoce a JESÚS como SEÑOR, como el único camino que envió el Padre para que por medio de Él seamos salvos, está rebelándose contra la palabra de Dios, y al rebelarse, rechaza al único que puede dar vida eterna, y uno mismo decide morir en sus pecados.

Pero si uno se arrepiente de todo corazón, y reconoce a JESÚS como Salvador, y decide obedecerlo todo tiempo, no pecando sino llevando una vida de agradarle a Él, nuestro SEÑOR JESÚS nos dará vida eterna, nos librará de la muerte segunda.

(Apocalipsis 2:11) «El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que salga vencedor no sufrirá daño alguno de la segunda muerte.»

Note que dice al que venciera. En pocas palabras, al que no se rebela contra Él.

Conclusión:

Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

2 pensamientos en “La Rebeldía Aleja de Dios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s