La Gran Confesión

La Gran Confesión

Por Daniel Brito

(Juan 20:27-28) «Luego le dijo a Tomás: —Pon tu dedo aquí y mira mis manos. Acerca tu mano y métela en mi costado. Y no seas incrédulo, sino hombre de fe. 28 —¡Señor mío y Dios mío! —exclamó Tomás

La exclamación de Tomás hace más de DOS MIL años, nos muestra la creencia de los apóstoles y discípulos de JESUCRISTO sobre su SEÑOR. Eso es muy importante en nuestros días donde en la televisión vemos cuantos proclaman las creencias paganas de religiones orientales, y cada semana alguien llega a tocar la puerta de nuestras casas para traer la «supuesta» verdad que en la mayoría de los casos no es otra cosa que un FALSO evangelio que reduce a JESUCRISTO a un ser creado o a una simple persona.

Ninguno de los apóstoles había hecho una CONFESIÓN como la que el Texto Sagrado aquí nos muestra. «¡Señor mío y Dios mío! —exclamó Tomás

Tomás no dijo maestro, Rabino, ni Mesías o Cristo. Sino SEÑOR MÍO Y DIOS MÍO.

Noten que SEÑOR aquí en nuestro Texto es el equivalente a JEHOVÁ o YAHVÉ. Así que Tomás CONFESÓ que JESÚS es JEHOVÁ.

Y noten también que su DIOS estaba de pie delante de él en CARNE. O sea, no era un «espíritu», ni aparentaba ser un hombre, sino que era de CARNE y podía tocarlo y poner sus dedos en Sus heridas.

Debemos recordar que toda persona necesita hacer esa CONFESIÓN para ser salvo. Pero también debemos notar que el hecho que JESUCRISTO es nuestro SEÑOR Y DIOS, significa que en toda área de nuestra vida Él es nuestro DIOS.

Como nuestro DIOS, debemos someternos a Su Voluntad, y así poder decir con toda libertad HÁGASE TU VOLUNTAD.

Así también en medio de las pruebas, luchas y enfermedades, o cuando todo marcha bien, podemos tener PAZ CON DIOS, ya que solamente DIOS nos puede dar la VERDADERA PAZ que necesitamos.

Romanos 5:1: «En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos[a] paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.»

Que DIOS les bendiga.

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Un comentario en “La Gran Confesión

  1. Exacto la persona de Jesús el Mesías, el Hijo del Poderoso que tiene como Padre a Dios por su unión filial eterna,es la Palabra o el Verbo,es esa Sabiduría de Dios que viene de Dios o de los labios del Yo Soy,es el último Adán y Espíritu que otorga vida.
    El título Hijo del hombre aunque fue utilizado para el profeta Ezequiel, se refiere respecto al Hijo cómo la vinculación con la humanidad, con nuestra humanidad, que viene del polvo o mejor dicho del barro como dicen los romanistas (el barro es la unión del polvo y el agua, porque nuestro cuerpo está lleno de agua).
    Y la unión del Espíritu Vivificante con la carne se hizo factible cuando el Soplo Perfecto introdujo la Palabra en el feto de Maria.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.