¿Se puede pactar con Dios según Salmo 50:5?

¿Se puede pactar con Dios según Salmo 50:5?

Por Pastor Damián Ayala.

¡NO! El solo leer todo el salmo sin necesidad de entrar en detalles o traducciones nos damos cuenta que no habla de eso.

Este salmo didáctico, escrito por Asaf, un músico principal de los levitas (1 Cr. 16:4–5) y autor de los salmos 73–83, habla acerca de la adoración a Dios por parte del hombre y de las obligaciones hacia el prójimo. Estas dos secciones se encuentran en el Decálogo (los diez mandamientos). Asaf describió una escena en una corte celestial en la cual el Señor examinó a su pueblo y declaró que él tiene dos querellas contra el pueblo: el ritualismo en la adoración y la hipocresía en su manera de vivir. Para agradar a Dios es necesario ofrecer sacrificios de alabanza que provengan de un corazón obediente y lleno de fe.[1]

La visión de Dios que viene en misericordia y en poder evoca el recuerdo de su teofanía en el monte Sinaí. Como Dios vino cuando hizo el pacto allí, así viene ahora para esta renovación del pacto. Continúa leyendo «¿Se puede pactar con Dios según Salmo 50:5?»

La Vida PASA y PESA

La Vida PASA y PESA

AUTOR: Sergio A. Perelli

El actor Matthew Broderick en la comedia «Todo En Un Día» (Ferris Bueller’s Day Off, 1986), protagoniza un día en la vida de Ferris, un joven que a la edad de 17 años ya se resiste a aceptar el implacable avance del tiempo y lo transitorio de la vida del hombre.

Una de las frases del personaje principal de la película es: “La vida pasa muy deprisa; y si no te paras y miras a tu alrededor te la podrías perder.”

Precisamente, de esta realidad se nos habla en el Salmo 90, el único que se le atribuye a Moisés como proveniente de su pluma en todo el Salterio.

La mayoría de los comentaristas concuerdan en que Moisés escribió las palabras de este Salmo cuando los israelitas se rebelaron contra Dios como reacción al informe pesimista que trajeron los diez espías al regresar de reconocer la tierra de Canaán.

La reacción de Dios no se hizo esperar: los diez espías murieron de una plaga y el resto de los varones de veinte años arriba, exceptuando Josué y Caleb, fueron condenados a morir en el desierto durante los siguientes cuarenta años. (Números 14) Y como bien lo expresa William MacDonald: “aquel desierto se convirtió en un gran cementerio. Cada vez que el pueblo levantaba el campamento, dejaba atrás otro campo lleno de sepulcros. Muerte, muerte, muerte y más muerte Continúa leyendo «La Vida PASA y PESA»

¿Fue la doctrina de la Trinidad inventada por la Iglesia Católica?

¿Fue la doctrina de la Trinidad inventada por la Iglesia Católica?

Pablo Santomauro

Sin duda alguna usted habrá leído a los oponentes de la doctrina de la Trinidad exponiendo sus teorías al respecto de cómo ésta fue “formada” o “inventada”. La más popular de esas teorías dice que la Trinidad fue maquinada por la iglesia católica. El adagio popular dice que una mentira repetida muchas veces se transforma en una verdad, aunque en realidad debería ser más obvia la noción de que una mentira repetida muchas veces sólo demuestra que quien la repite es un mentiroso.

En líneas generales, el argumento expresa que la doctrina de la Trinidad fue formulada en el 4to. siglo, en el Concilio de Nicea (325 d.C.), bajo el patrocinio del emperador Constantino. Fue a partir de ese entonces que fue impuesta a las masas por la iglesia católico-romana (que para ese entonces era una iglesia apóstata, se nos dice). Continúa leyendo «¿Fue la doctrina de la Trinidad inventada por la Iglesia Católica?»

La Preexistencia de Cristo en Juan 1:1 y la extraña interpretación unicitaria

La Preexistencia de Cristo en Juan 1:1

y la extraña interpretación unicitaria

por Pablo Santomauro

¿Es posible negar la preexistencia del Hijo de Dios y llamarse cristiano? De ninguna manera. En el sistema doctrinal cristiano, la preexistencia del Hijo de Dios es tan importante como su Deidad. Cualquier sistema doctrinal que niega una de ellas se sitúa de facto en el campo herético.

Para aquellos que son capaces de leer sin ningún prejuicio, Jesucristo brota de las páginas de la Biblia como una sola persona de una naturaleza dual pero una sola sustancia, no dos personas en una, no dos naturalezas separadas sino dos naturalezas fusionadas formando una sola persona y sustancia ontológica. Es por ello que los trinitarios no necesitamos recurrir a jugarretas para explicar la persona de Cristo, mientras que los modalistas deben enseñar a sus seguidores a descubrir cuál naturaleza de Cristo habla (como si una naturaleza pudiera hablar). David K. Bernard, de la UPC (Iglesia Pentecostal Unida) escribe:

Cuando leemos un pasaje difícil en relación con Jesús, debemos preguntar si le describe en Su papel como Dios o en Su papel como hombre, o ambos. ¿Habla El como Dios o como hombre en este caso? Recuerde que Jesús tiene una naturaleza dual como ningún otro ha tenido.” [1] Continúa leyendo «La Preexistencia de Cristo en Juan 1:1 y la extraña interpretación unicitaria»