¿Qué creen los Cristianos sobre la Trinidad?

¿Qué creen los Cristianos sobre la Trinidad? Por Pastor Damián Ayala En los tiempos actuales, diferentes denominaciones Cristianas se han empezado a desviar de la verdad, negando UN DIOS Trino y proclamando una herejía que niega las tres personas del Dios de la Biblia. Ellos proclaman que han tenido una revelación, la que los ha llevado a concluir su herejía. No es raro que pase esto. Si vemos la historia, todos los que se han apartado de la verdad reclaman una revelación que les fue dada, ya sea por un ángel, por una visión, en un sueño… Siempre es lo … Continúa leyendo ¿Qué creen los Cristianos sobre la Trinidad?

¿Se puede pactar con Dios según Salmo 50:5?

¿Se puede pactar con Dios según Salmo 50:5?

Por Pastor Damián Ayala.

¡NO! El solo leer todo el salmo sin necesidad de entrar en detalles o traducciones nos damos cuenta que no habla de eso.

Este salmo didáctico, escrito por Asaf, un músico principal de los levitas (1 Cr. 16:4–5) y autor de los salmos 73–83, habla acerca de la adoración a Dios por parte del hombre y de las obligaciones hacia el prójimo. Estas dos secciones se encuentran en el Decálogo (los diez mandamientos). Asaf describió una escena en una corte celestial en la cual el Señor examinó a su pueblo y declaró que él tiene dos querellas contra el pueblo: el ritualismo en la adoración y la hipocresía en su manera de vivir. Para agradar a Dios es necesario ofrecer sacrificios de alabanza que provengan de un corazón obediente y lleno de fe.[1]

La visión de Dios que viene en misericordia y en poder evoca el recuerdo de su teofanía en el monte Sinaí. Como Dios vino cuando hizo el pacto allí, así viene ahora para esta renovación del pacto. Continúa leyendo “¿Se puede pactar con Dios según Salmo 50:5?”

La paloma, el buitre y la regeneración.

La paloma, el buitre y la regeneración.

Por: Damián Ayala

Este es la continuación del pos´t (La paloma, el buitre y el libre albedrío.)

En el post antes mencionado hablamos sobre el error de los calvinistas radicales de negar el libre albedrío que tiene el hombre para aceptar el don de la salvación. Concluimos que el hombre si tiene libertad de elección, esto gracias a la gracia capacitadora de Dios que da a todo oyente del evangelio habilitándolo para aceptar o rechazar el preciado regalo.

Como todo sistema teológico, un error trae otro error, el particularísimo forza a nuestros amigos calvinista radicales a negar el libre albedrío e inventarse el cuento de que Dios para poder ser soberano, (pura especulación) regenera a los pecadores para que puedan elegir a Cristo y ser salvos. Pero, ¿podemos separar la salvación de la regeneración? ¿Se puede estar regenerado y no ser salvo?

Regeneración:

En el NT regeneración (palingenesía) solo se encuentra dos veces: en Mt. 19:28 y Tit. 3:5.

en el primer caso, se emplea en el contexto escatológico de la segunda venida de Jesús; y en el segundo, se refiere a la renovación de la persona. Continúa leyendo “La paloma, el buitre y la regeneración.”

La paloma, el buitre y el libre albedrío.

La paloma, el buitre y el libre albedrío.

Por: Damián Ayala

Me anime a escribir sobre este tema al leer un post del Pastor Sugel Michelén en el blog amigohttp://elteologillo.wordpress.com que sin duda es una muy inteligente disertación. Quiero mencionar que este post que publico, no es en contra del ministerio, ni contra el blog antes mencionados, mas bien es en contra  de la postura calvinista radical que enseña que el hombre no tiene libre albedrío para elegir el don de Dios.

Según el calvinismo radical, no podemos recibir la salvación por medio de un acto libre de fe, puesto que estamos en un estado tan completamente depravado (en sentido intensivo),muertos en nuestros pecados, que no tenemos ni siquiera la capacidad de aceptar el don de la salvación. Dios ha de regenerar a los pecadores mediante su Gracia irresistible antes de que sean capaces de creer.

Para probar esto el hermano Sugel Michelén usa la ilustración siguiente: -Podemos ilustrarlo de esta manera: si yo pongo a escoger, libremente, a un buitre y una paloma, la comida que quiere comer, y pongo delante del buitre, alpiste y carroña; y pongo delante de la paloma, alpiste y carroña. El buitre libremente va a escoger la carroña; la paloma, libremente va a escoger el alpiste, porque es parte de su naturaleza. Para yo hacer que el buitre escoja el alpiste en vez de la carroña, tengo que “palomizar” su naturaleza, yo tendría que -cambiar su naturaleza-. Y eso es exactamente lo que hace Dios en la regeneración: él -cambia la naturaleza humana- y hace una transformación de tal manera que yo libremente escojo a Cristo. No fue obligado, fue libremente, pero ya Dios había hecho una obra previa en mí.-

Sin duda es una muy inteligente analogía, pero hay que admitirlo, es engañosa, nace del error, y está basada en su sistema teológico y no en la Escritura, son solo especulaciones de algo que no tiene sustento bíblico. Les explico; la ilustración contempla dos aves de diferente especie, esto busca poner en la mente del lector que el hombre en la caída -paso a ser de otra naturaleza-, digamos, era paloma y ahora es buitre, una vez y los lectores se comen este cuento y en su mente aceptan esta mentira, nuestro amigo palomiza al buitre.. lo cambia de naturaleza… era buitre ahora es paloma. Continúa leyendo “La paloma, el buitre y el libre albedrío.”

¡Lo hago porque funciona!

¡Lo hago porque funciona!

Por Damián Ayala

¿Que por qué lo hago hermano? ¡Porque funciona! Fue la respuesta de un hombre de Dios comenzando a caer en el error.

Todos los hombres y mujeres de Dios debemos estar siempre velando para no caer en el error y pasar de pertenecer a la iglesia de Cristo a pertenecer a una secta aislada de la comunidad evangélica.

Tenemos que entender algo, el hombre es por naturaleza torcedor de la verdad. Dios, sabiendo esto, nos dejó La Biblia (Lámpara a mis pies) y a su Espíritu Santo (nos guía a toda verdad). Los seres humanos siempre hemos querido agregarle y quitarle cosas a la palabra de Dios.

La palabra según Salmos 119:105: Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino. Continúa leyendo “¡Lo hago porque funciona!”