Maldiciones Generacionales Otra Falsa Doctrina

Maldiciones Generacionales

Otra Falsa Doctrina

Pablo Santomauro

Poco a poco en el campo evangélico nos vamos acostumbrando a definir cosas inexistentes. ¿Cómo definir algo que no existe? Respuesta: De acuerdo a cómo lo han imaginado aquellos que dicen que sí existe. He aquí una definición básica: Una maldición generacional (ancestral o hereditaria) es un daño o perjuicio proferido sobre un individuo una o más generaciones anteriores y cuyo efecto es transmitido a sus descendientes a través del tiempo.

Se supone que el individuo que está bajo una maldición generacional ha nacido ya destinado a cometer ciertos pecados, o es propenso a sufrir ciertos males o desgracias, y es dominado por un poder que ningún humano puede controlar. Es por ello que se necesita un poder mayor, el de Dios, para romper o cancelar la maldición.

Cosas como la pobreza, enfermedades, problemas de carácter y temperamento, infidelidad, inconstancia, pereza, alcoholismo, drogas, obsesión sexual, promiscuidad, depresión, negativismo, esterilidad, inestabilidad mental, obesidad, etc., de acuerdo con esta teología, son pasadas de generación a generación en una familia.

Los mismos maestros que propugnan la liberación de demonios, prometen también romper o cancelar estas maldiciones supuestamente proferidas sobre sus antepasados que han sido transmitidas a través de su árbol genealógico. Una oferta de “dos por uno” difícil de rechazar ¿verdad?
Continúa leyendo “Maldiciones Generacionales Otra Falsa Doctrina”