La Palabra de DIOS, una espada de doble filo

La Palabra de DIOS, una espada de doble filo

Por Daniel Brito

Hebreos 4:12-13. «Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos,[f] y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón. 13 Ninguna cosa creada escapa a la vista de Dios. Todo está al descubierto, expuesto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas.»

Lo primero que debemos notar al leer nuestro Texto es que la espada es descrita como más cortante que una espada de DOS FILOS. O sea, corta por los dos lados.

Pero aquí la Palabra Divina no es meramente descrita como una espada afilada, sino que más afilada que la espada más afilada.i

DIOS conoce muy bien cada uno de nuestros corazones, y aunque uno esconda delante de los hombres lo que uno tiene o, mejor dicho: quien es uno, no lo podemos esconder de DIOS, ya que Él ve y conoce todas las cosas.

«Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos,[f] y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.»

Se está refiriendo a que ninguna parte de nuestro cuerpo ni de nuestra vida se puede esconder de DIOS.

Así como dice el verso 13: «Ninguna cosa creada escapa a la vista de Dios. Todo está al descubierto, expuesto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas.»

El PODER de la Palabra de DIOS lo podemos ver descrito en tantos lugares en la Biblia sobre su efecto en las personas que la reciben como Palabra de DIOS.

(1 Tesalonicenses 2:13) «Así que no dejamos de dar gracias a Dios, porque al oír ustedes la palabra de Dios que les predicamos, la aceptaron no como palabra humana, sino como lo que realmente es, palabra de Dios, la cual actúa en ustedes los creyentes.»

(Isaías 55:11) «así es también la palabra que sale de mi boca: No volverá a mí vacía,
sino que hará lo que yo deseo y cumplirá con mis propósitos.»

También la Palabra de DIOS nos enseña a guardarla en nuestros corazones para ponerla por obra y así no pecar contra DIOS.

(Salmo 119:105) «Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero.»

(Salmo 119:11) «En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti.»

Pero debemos notar también que aquellos que OBEDECEN a Su Palabra, es decir, hacen la VOLUNTAD de DIOS, PERMANECEN para siempre. O sea, hay VIDA ETERNA por medio de la Palabra de DIOS, ya que es la PALABRA la que nos revela a JESUCRISTO.

(1ª Juan 2:17) «El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.»

Noten la semejanza entre ambos Textos, y es que la PALABRA de DIOS Permanece para siempre por ser PALABRA DE DIOS, y todo aquel que hace la VOLUNTAD de DIOS, PERMANECE para siempre.

Para concluir, amemos la Palabra de DIOS, escrita y hablada. Guardándola en nuestros corazones, produce el efecto de la SANTIDAD.

Que DIOS les bendiga.

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

i F. F. Bruce. The Epistle to the Hebrews (Kindle Locations 1369-1370). Kindle Edition.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s