¿Debemos los Cristianos Abstenernos de Juzgar?

¿Debemos los Cristianos Abstenernos de Juzgar?

por Pablo Santomauro

“No juzguéis para no ser juzgados.” ¿Prohíben estas palabras de Jesús en Mateo 7:1 criticar las doctrinas de los falsos maestros o las vidas inmorales de la gente?

Estas son palabras que salen muy a menudo de la boca de aquellos a los que se les llama la atención por su estilo de vida. Pero no solamente ésta es una muletilla usada por el público en general para justificar una conducta inmoral, también aquellos que predican doctrinas controversiales esgrimen el mismo versículo para acallar a sus críticos.

NO ES CIERTO que la palabra de Dios nos prohíbe juzgar.

1) La Palabra de Dios nos prohíbe juzgar hipócritamente (Mt. 7:1-5; 23:1-3). Si seguimos leyendo los versículos a continuación, veremos que Cristo se refirió a aquellos que condenando ciertos pecados eran culpables de cometerlos ellos también.

2) La Palabra de Dios nos prohíbe juzgar injustamente (Jn. 7:24). En otras palabras, no debemos juzgar superficialmente, o sea, sin conocer suficientes datos y evidencia. Seguir leyendo

Publicado en Apologética, Pablo Santomauro | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Veo dos caminos

ProtestanteDigital – Noticias cristianas evangélicas o protestantes, de religión y sociedad, de España e internacionales

http://protestantedigital.com/magacin/39071/Veo_dos_caminos

Veo dos caminos

¿Queremos el cristianismo ‘espectáculo’ o el cristianismo verdadero?

AUTOR Will Graham |

Veo dos flechas. Dos líneas. Dos caminos. Y van en direcciones muy opuestas.

No soy profeta ni hijo de profeta; pero dos tipos de fe cristiana se están dando a conocer en nuestros días.

 

EL PRIMER CAMINO

Por un lado, está la primera flecha, la primera línea y el primer camino.

Dentro de este primer grupo veo antes que nada humidad y sobriedad. Veo hermanos y hermanas caracterizados por los valores de las bienaventuranzas: “los pobres en espíritu”, “los que lloran”, “los mansos”, “los que tiene hambre y sed de justicia”, “los misericordiosos”, “los de limpio corazón”, “los pacificadores” y “los que padecen persecución por causa de la justicia”.

Son creyentes auténticamente enamorados del Señor Jesús por su grandiosa obra de salvación efectuada en ellos mediante la cruz y la resurrección. No se glorían en nada sino en el bendito Salvador. Dios es su todo. Están satisfechos en Él y por lo tanto guardan su tiempo a solas con Él celosamente. Dada su gran pasión por las cosas divinas, se regocijan en la predicación de la Palabra tal cual está escrita. Se gozan en orar y en congregarse. Se deleitan en la santidad. Seguir leyendo

Publicado en Will Graham | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Pregunta de un antisemita

Pregunta de un antisemita

por Pablo Santomauro

 

 “Se lo pregunto a usted, que parece ser tan buen defensor de las acciones bélicas de Israel: ¿Por qué cada vez que hay un conflicto armado el número de civiles muertos entre los palestinos es muy superior al de ciudadanos civiles israelíes?”

 

Respuesta:

Los números por sí solos nunca cuentan toda la historia, pero son buenos, como en este caso, para ser usados como propaganda contra la parte con la cual no simpatizamos.

Cualquier nación que se precie de democrática y civilizada ubica sus bases militares lejos de los centros de población. En Israel, por ejemplo, las bases militares, las instalaciones de la fuerza aérea y las plantas de energía atómica se hallan en lugares remotos. Es posible, para cualquier enemigo de Israel, atacar los blancos militares sin causar daños colaterales en la población civil.

Los brazos armados de Hezbolá y Hamás, por el contrario, operan deliberadamente en zonas densamente habitadas. Desde ahí lanzan sus misiles con la finalidad de causar el mayor número de víctimas entre la población civil, y luego salen corriendo a esconderse entre la población de Gaza o las ciudades del sur del Líbano. Seguir leyendo

Publicado en antisemitismo, Apologética, Israel, Pablo Santomauro | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Breve Perspectiva: La Teología de la Liberación en el evangelicalismo de Latinoamérica

Breve perspectiva

La Teología de la Liberación
en el evangelicalismo de Latinoamérica

Pablo Santomauro

Desde la perspectiva de la Biblia, tanto el pobre como el rico, el oprimido y el opresor, son afectados por el pecado y tienen necesidad de salvación.

El Señor predicó el evangelio a los pobres, cierto. Aunque parezca extraño a algunos, el Señor predicó el mismo mensaje a los ricos (Lc. 5:32; 10:1-10). Más sorprendente puede ser el hecho de que Dios no quiere que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento (2 P. 3:9).

Es cierto que Dios tiene una preocupación especial para con el pobre, y él mismo dice que la salvación es aceptada más abiertamente por los menos afortunados (Mt. 19:23). Sin embargo, el mensaje prioritario, desde Génesis a Apocalipsis, es que la preocupación más importante de Dios es para con los pecadores.

Seguir leyendo

Publicado en Apologética, Pablo Santomauro, Teología de liberación, Uncategorized | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

¿Prueba Juan 17:3 que Jesucristo no es Dios?

¿Prueba Juan 17:3 que Jesucristo no es Dios?

por Pablo Santomauro


Recientemente un amable hermano nos ha consultado respecto a Juan 17:3. Su e-mail decía:

Juan 17:3. “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”. Según los testigos de Jehová el adquirir conocimiento da como resultado vida eterna. ¿Cómo explico al testigo de Jehová este pasaje? Espero su respuesta.

Respuesta:

Cuando el Testigo de Jehová (TDJ en adelante) nos dice que “adquirir conocimiento da como resultado la vida eterna”, en realidad está diciendo que debemos reconocer que Jesucristo no es Dios.

Este versículo en ninguna manera puede ser usado para negar la Deidad de Cristo, o en su defecto, la Trinidad. Si acaso Juan 17:3 prueba algo es que el Hijo no es el Padre, y que estamos frente a dos personas distintas tal como la doctrina de la Trinidad lo enseña. A los efectos de contestar al TDJ, es importante señalar que Jesucristo es también llamado el verdadero Dios y la vida eterna:

“Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna”.  (1 Juan 5:20)

Siguiendo el mismo razonamiento de los TDJ tendríamos que deducir a partir del verso de arriba que el Padre no es Dios. El hecho de que al Padre se le llama el Dios verdadero en Juan 17:3 y el Hijo es llamado verdadero Dios en 1 Juan 5:20 es prueba de que ambos son Dios. A ambos se les llama “el verdadero”. Jesucristo también es llamado “el Verdadero” en Apocalipsis 3:7.

La cosa aun se complica más para los TDJ cuando tenemos en cuenta que ellos creen que Jesucristo es “un dios”. Leamos Juan 1:1 tal como es presentado por la Traducción del Nuevo Mundo (la Biblia oficial de los TDJ):

En [el] principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era un dios (subrayado nuestro)

Comparando este verso con Juan 17:3, corresponde preguntarle al TDJ qué clase de “dios” es Jesucristo, ¿verdadero o falso? Si contestan “verdadero” se estarían contradiciendo ya que para ellos el único Dios verdadero es el Padre. Si contestan falso estarían negando su propia versión de Juan 1:1. Es en este tipo de disyuntivas donde toda la teología de la Watchtower o Torre del Vigía muestra su incongruencia asombrosa.

El contraste que Jesús presenta en Juan 17:3 no es entre él y el Padre, sino entre el verdadero Dios y los falsos dioses o ídolos. Lo mismo hace Juan en 1 Juan 5:20, el pasaje paralelo. ¿Cómo sabemos? Porque el siguiente verso, 1 Juan 5:21, dice: “Hijitos, guardaos de los ídolos”. Si Juan 17:3 excluye a Jesús de la Deidad, como afirman los TDJ, esto convertiría a Jesús en un ídolo, algo que los TDJ no están dispuestos a afirmar.

Muchos otros argumentos podrían usarse para probar que Juan 17:3 no dice, ni directa ni indirectamente, que Jesús no es Dios (no comparte los mismos atributos y naturaleza divina con el Padre), pero pienso que lo explicado es suficiente por ahora. <>

*Este artículo ha sido publicado en este blog con el permiso del apologista Pablo Santomauro.

Publicado en Apologética, Doctrina de la Trinidad, Pablo Santomauro, Testigos de Jehová | Etiquetado , , , , , , , | 3 comentarios

Las Prédicas en AUDIO y VIDEO de agosto 11 – agosto 14

Las Prédicas en AUDIO y VIDEO de agosto 11 – agosto 14 incluyendo del ARCHIVO. Se encuentran aquí →

dsc_0046igl

downloadmp31

Publicado en Prédicas | Etiquetado , | Deja un comentario

Patripasianos y unicitarios, la misma herejía

Patripasianos y unicitarios, la misma herejía

por Daniel Brito

Son muchos los que llegan a este blog insistiendo que la doctrina «unicitaria» (sólo Jesús) es la que los apóstoles creían, y la Doctrina de la Trinidad tuvo su comienzo en el Concilio de Nicea (325 d.C.). Pero para llegar a esas conclusiones, los «unicitarios» (sólo Jesús) tienen que tergiversar el Texto Sagrado y, tergiversar lo que la Historia de la Iglesia dice. El comienzo de las creencias «unicitarias» (sólo Jesús) se encuentra a finales del segundo siglo, no en el primero con los apóstoles, ni con los discípulos de los apóstoles.

Los Patripasianos — De «Patre» Padre y «pasión» sufrir. Fueron llamados así por Tertuliano. El mismo Padre se encarna en el Hijo y sufre en la cruz. Esa es la creencia «unicitaria» (sólo Jesús) que precedió al Sabelianismo. James Orr lo explica así:

«Praxeas representa las ideas patripasianas en su forma más burda. El Dios único Todopoderoso, el Padre, enseñaba, se ha encarnado literalmente en Jesucristo. Como prueba alega los pasajes: “Yo Soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí” (Isaías 45:5); “Yo y el Padre, una cosa somos” (Juan 10:30); “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre” (Juan 14:9, 10), tratando estos tres pasajes, dice Tertuliano, como si fueran toda la Biblia. Presionado por la dificultad de cómo el Padre podía ser al mismo tiempo el Hijo, se refugió en la distinción de que el Espíritu, o elemento divino en Jesús, era el Padre, y la carne que había asumido le hacía el Hijo, la objeción de que la teoría sometía al Padre a la pasividad y al sufrimiento la obviaba diciendo que el Padre sufría en simpatía con el sufrimiento de la carne. Tertuliano no tuvo dificultad en mostrar que, bajo el pretexto del Monarquianismo, Praxeas realmente introducía una nueva dualidad. La carne es la humanidad, y el Padre no es sino la Presencia revestidora. El Hijo y el Padre, aunque afirmaba que eran uno, son de nuevo separados y la teoría deriva hacia una forma dinámica.»1

Aquí tenemos una clara explicación de la herejía antigua Patripasiana, reciclada en la moderna herejía «unicitaria» (sólo Jesús), que tiene esa misma creencia en cuanto a la distinción del Padre y del Hijo. O sea, el Hijo tiene su comienzo en la Encarnación. El Padre es Eterno, pero el Hijo es TEMPORAL. Una gran HEREJÍA.

Que Dios les bendiga.

1 James Orr, El Progreso del Dogma, p. 90, editorial CLIE.

Publicado en Apologética, Doctrina de la Trinidad, Unicitarios | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario