EL SEÑOR JESÚS ADVIRTIÓ QUE NO SOMOS DE ESTE MUNDO

EL SEÑOR JESÚS ADVIRTIÓ QUE NO SOMOS DE ESTE MUNDO

Por Daniel Brito

(Juan 17:14-23) «Yo les he dado tu palabra, y el mundo los aborreció porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 15 No ruego que los quites del mundo, sino que los protejas del mal. 16 Ellos no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. 18 Tal como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo. 19 Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad. 20 »Pero no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. 22 Yo les he dado la gloria que me diste, para que sean uno, así como nosotros somos uno. 23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo crea que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.» (RVC)

En este capítulo del Evangelio de Juan, nuestro SEÑOR está dándoles las últimas instrucciones a Sus discípulos solamente unas horas antes de ir a la Cruz del Calvario. El SEÑOR JESÚS no solamente les está dejando INSTRUCCIONES, sino que está haciendo una ORACIÓN de INTERCESIÓN por los Suyos, dejándonos grandes lecciones para cada uno de nosotros.

El Himno antiguo que antes cantábamos decía que el MUNDO NO PUEDE SER NUESTRO HOGAR. Eso es cierto por lo menos en cuanto estamos hablando del mundo presente. Toda persona es TEMPORAL aquí en este mundo, y tiene que enfrentarse a la muerte si es que todavía el SEÑOR JESÚS no ha regresado por Su Iglesia.

Desde el comienzo de la Iglesia en el primer siglo, la Iglesia ha tenido que enfrentar ese mismo reto, y es que el mundo no quiere a la Iglesia, porque como el SEÑOR JESÚS dijo:

«Yo les he dado tu palabra, y el mundo los aborreció porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 15 No ruego que los quites del mundo, sino que los protejas del mal.» (v. 14, RVC).

Pero aún bajo el Pacto con Israel, el pueblo muchas veces se vio bajo gobiernos impíos como el del Acab, donde el culto a Baal era OBLIGATORIO. Así que los israelitas piadosos tenían que decidir a quién iban a servir, a JEHOVÁ, o a Baal.

La Iglesia ha tenido que enfrentarse a todo tipo de persecuciones desde su comienzo en el siglo primero hasta el presente, donde son muchos los creyentes que dan sus vidas por servir al SEÑOR JESÚS en vez de a falsos dioses.

Nosotros a DIOS gracias no estamos experimentando persecución como en los países musulmanes y comunistas, pero sí estamos experimentando una persecución sobre nuestras creencias y sobre el no aceptar ciertos estilos de vidas. Como ejemplo: Hay cristianos que han sido demandados por no querer ofrecer sus servicios en una boda de una pareja de dos personas del mismo sexo, sea como fotógrafos, o los que hacen el pastel de boda, etc. Eso es una realidad.

Así que con los cambios culturales en nuestra nación y en gran parte del mundo, el concepto de lo que un MATRIMONIO es ha cambiado, como lo es aquí en California, donde el matrimonio entre personas del mismo sexo ha sido impuesto por orden de jueces en contra del voto de los ciudadanos.

Eso quiere decir que las escuelas tienen que enseñar que el matrimonio es no solamente entre un hombre y una mujer, sino entre dos hombres o dos mujeres. En otras palabras, eso es lo que nuestros niños y niñas están escuchando en clase desde una edad temprana. Lo mismo es ahora con la confusión de identidad de género. Debemos recordar que la Iglesia es llamada a ser LUZ a un mundo lleno de tinieblas.

«Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Tampoco se enciende una lámpara y se pone debajo de un cajón, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en casa. 16 De la misma manera, que la luz de ustedes alumbre delante de todos, para que todos vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre, que está en los cielos.» (Mateo 5:14-16, RVC)

Eso significa que como LUZ alumbramos por medio de la PREDICACIÓN de la Palabra, la evangelización, nuestro testimonio personal, nuestro ejemplo, y explicando lo que la Palabra de Dios dice y no lo que la sociedad o el gobierno dice.

Que DIOS les bendiga.

(Continuará)

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Reina Valera Contemporánea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .