El Fruto de la Santidad

El Fruto de la Santidad Meditando en los Salmos por Daniel Brito Salmo 1:1 dice: «Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos.» Los Salmos contienen una belleza doctrinal inmensa para nuestras vidas, y siguen un tema muy marcado sobre la «separación» del justo, o sea, lo que conocemos como «santidad». Este primer Salmo comienza con una Bienaventuranza, así como el Sermón del Monte. El gran predicador del siglo 19 C.H. Spurgeon en su introducción a su comentario de los Salmos, … Continúa leyendo El Fruto de la Santidad

Viviendo conforme a la Palabra de Dios

Viviendo conforme a la Palabra de Dios Por Daniel Brito «¡Cuán bienaventurados son los de camino perfecto[a], los que andan en la ley del Señor! 2 ¡Cuán bienaventurados son los que guardan sus testimonios, y con todo el corazón le buscan!» (Salmo 119:1-2). Este Salmo comienza muy parecido al Salmo 1, el cual también comienza con «Bienaventurado», «Dichoso» o «Feliz», refiriéndose a los que andan conforme a la ley del SEÑOR. ¡Qué importancia tan grande le da el Salmista a la Palabra de Dios! Notemos que los que andan conforme a la Palabra de Dios, lo hacen porque guardan los estatutos … Continúa leyendo Viviendo conforme a la Palabra de Dios