Jesús oró al Padre ¿Significa esto que él no es Dios?

Jesús oró al Padre

¿Significa esto que él no es Dios?

por Pablo Santomauro

Desde el campo unicitario (o modalista) siempre surgen preguntas y argumentos con la finalidad de negar la Trinidad, o sea, la existencia de tres personas en la Deidad.

A modo de introducción, por si acaso el lector no está compenetrado con la doctrina modalista, digamos que los pentecostales unicitarios enseñan que Dios es absolutamente uno en valor numérico. Jesús es ese Dios y no existe una pluralidad de personas en Dios. [1]

Pensando que de alguna forma refutan el concepto de tres personas en un Dios, reclaman que Dios no es una persona (ni mucho menos tres). Este rechazo está basado en la falsa noción de que el término “persona” es aplicable sólo a seres humanos. Es por ello que Jesús, en su modalidad encarnada, sí es una persona según los unicitarios. [2]

Confrontados con la realidad de que Jesús en varias ocasiones oró al Padre, los pentecostales unicitarios insisten que ello no es evidencia de que existe más de una persona en la Deidad. Prefieren distorsionar el sentido natural de los pasajes diciendo que la naturaleza humana de Cristo oró a su naturaleza divina. Lo mismo hacen cuando se trata de los pasajes que describen al Padre y el Hijo amándose entre ellos. El resultado final de tales elucubraciones los mete en un callejón sin salida porque lo que realmente proponen es, en el análisis final, un Cristo que se ora a sí mismo. Por una detallada refutación de este argumento modalista, se puede ver nuestro artículo Las Oraciones de Cristo “explicadas” por los Unicitarios. Continúa leyendo “Jesús oró al Padre ¿Significa esto que él no es Dios?”

Por qué sí son Falsos Profetas (parte 2)

Por qué sí son Falsos Profetas
parte 2

Crítica del artículo en línea de los Testigos de Jehová, 
“Por qué no somos falsos profetas”

                                                          

por Pablo Santomauro

La página de internet Testigos de Jehová Defendidos ha publicado un trabajo tomado a su vez de una página similar en inglés, donde un apologista extra-oficial de la Watchtower (Hal Flemings) intenta probar que la organización no ha profetizado falsamente. En su lugar, el autor adjudica a las falsas profecías de la organización una nueva definición, “expectativas proféticas erróneas”. La segunda parte del artículo de Flemings se titula ¿Quién es un falso profeta en el sentido bíblico? [1]  

Hal Flemings intenta convencernos de que las predicciones de los Testigos de Jehová de ninguna manera los identifican con los falsos profetas aludidos en Deuteronomio 18:20-22. El autor expresa:

“De vez en cuando se ha lanzado la acusación de que cualquier iglesia que apoye un punto de vista profético que resulte no ser cierto es un “falso profeta”, de acuerdo con Deuteronomio 18:20-22 ……. ¿Es válida la acusación? Si se hace una consideración sin prejuicios de la cita de Deuteronomio, se puede concluir que tal crítica no aplica a muchas de las predicciones que se han documentado. ¿Por qué?”
(énfasis nuestro)

Nótese que una vez más, el autor da un rodeo para redefinir la descripción de lo que es una falsa profecía. Esta vez la denomina “punto de vista profético que resulte no ser cierto”. Acto seguido explica por qué él considera que los Testigos de Jehová no pueden ser llamados falsos profetas:

“… las predicciones … no surgen porque alguna persona haya afirmado que Dios le ha hablado o le haya mandado personalmente difundir alguna profecía original. Casi todas las predicciones fueron puntos de vista erróneos sobre profecías verdaderas ya escritas en la Biblia”.

Nosotros hemos tratado con este argumento central de Flemings en nuestra primera parte, donde hemos ofrecido los elementos de prueba y razonamientos adecuados para declararlo inválido. La organización Watchtower sí ha afirmado, no una sino varias veces, que ellos hablan por Dios. 

En este segundo trabajo deseamos mostrar hasta qué extremos puede llegar una secta para respaldar sus posiciones indefendibles. Digo esto porque Hal Flemings afirma que en la Biblia misma hay instancias donde los hombres de Dios han tenido “expectativas proféticas erróneas”. Para probar su punto, nos da algunos ejemplos encabezados por el título Ejemplos Bíblicos de Predicciones Fallidas Realizadas por Siervos de Dios.  

Una vez más conviene reiterar que llamar a las profecías emanadas de la Watchtower “expectativas proféticas erróneas”, “puntos de vista proféticos no ciertos”, o la recién revelada “predicción fallida”, es una trampa tendida por Flemings para confundir al lector y desviar su atención de las profecías con fechas específicas que los Testigos han anunciado.

Veamos el primer caso:

“Consideremos el caso del reputado profeta Natán en 1 Crónicas 17:1-4: ‘Y aconteció que morando David en su casa, dijo David al profeta Nathán: He aquí yo habito en casa de cedro, y el arca del pacto de el Altísimo debajo de cortinas. Y Nathán dijo á David: Haz todo lo que está en tu corazón, porque Dios es contigo. En aquella misma noche fué palabra de Dios á Nathán, diciendo: Ve y di á David mi siervo: Así ha dicho el Altísimo: Tú no me edificarás casa en que habite”. El versículo 15 añade: “Conforme á todas estas palabras, y conforme á toda esta visión, así habló Nathán á David’. El profeta tuvo que rectificar. Se había mostrado seguro de que Dios apoyaría a David con los proyectos que tenía, pero se equivocó”. (énfasis nuestro)

Un observador sagaz inmediatamente vislumbra cuál es la celada intelectual que se le tiende al lector. Esta consiste en hacerle creer que las primeras palabras de Natán fueron una “predicción fallida”. Esto no es así, el profeta sólo está expresando lo que ha venido observando en la vida de David, i.e., que Dios está a su favor, y le aconseja seguir adelante con sus planes. No se trata de una expectativa profética, sino de una palabra de asesoramiento según la opinión de Natán. En ningún momento Natán antecede o precede sus palabras con “Así ha dicho Jehová”. Sólo luego de que le llegara palabra de Dios durante la noche fue Natán ante David y habló en su condición de profeta, i.e., las palabras de Dios (1 Cr. 17:15). 

El segundo caso de “predicción fallida” que el artículo de Flemings menciona es, en sus propias palabras:

“El evangelio de Juan, capítulo 21 y versículos 22 y 23 nos proporciona otro ejemplo. Hablando acerca del apóstol Juan, Jesús declaró: “Dícele Jesús: Si quiero que Él quede hasta que yo venga, ¿qué á ti? Sígueme tú. Salió entonces este dicho entre los hermanos, que aquel discípulo no había de morir. Mas Jesús no le dijo, No morirá; sino: Si quiero que Él quede hasta que yo venga ¿qué á ti?”. ¿Fue cierta esta predicción atribuida a Cristo y difundida entre los miembros de la iglesia primitiva? No, no lo fue”. 

Este “ejemplo” de Flemings tampoco se parece ni por asomo a las profecías de los Testigos de Jehová. No existe tampoco en el texto ninguna predicción fallida.

1) Jesucristo no hizo una predicción, sólo expresó que en su omnipotencia él era capaz de prolongar indefinidamente la vida de Juan. Jesús usó el recurso literario llamado “hipérbole”. Continúa leyendo “Por qué sí son Falsos Profetas (parte 2)”

¿Es la sabiduría de Proverbios 8:22 una referencia a Jesucristo?

¿Es la sabiduría de Proverbios 8:22 una referencia a Jesucristo? por Pablo Santomauro En su librillo “¿Debería creer usted en la Trinidad?”, los Testigos de Jehová citan Proverbios 8:22 como “prueba” de que la Trinidad es una falsa doctrina. El proverbio dice: “Jehová me poseía en el principio, ya de antiguo, antes de sus obras”. La interpretación de la Watchtower Society dice que en contexto, la que habla es la “sabiduría” (Pr. 8:1). La palabra “sabiduría” es uno de los títulos de Jesús. ¿Cómo saben esto? Dicen ellos que 1 Corintios 1:30 así lo establece. ¿Qué dice 1 Corintios 1:30? … Continúa leyendo ¿Es la sabiduría de Proverbios 8:22 una referencia a Jesucristo?