Si Dios es por nosotros

Si Dios es por nosotros

por John Brito

Las palabras que siguen deberían traernos alegría e inspirarnos confianza de que todo nos saldrá bien, sin importar qué situación o adversidad podamos estar enfrentando. Estas palabras se encuentran en Romanos 8:31 que dicen lo siguiente: ” ¿Qué pues diremos a ésto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? ” ¿Qué significa ésto?, y ¿por qué nos debería alegrar y llenarnos de confianza?

En contexto, Romanos 8:31-34 nos dejan ver el futuro; una visión de la mayor dificultad que vayamos a enfrentar. Me refiero al Día del Juicio Final, aquel día donde fuera de Cristo ningún ser humano tendrá oportunidad de escapar del juicio eterno de Dios. Pablo presenta las siguientes preguntas y ofrece las siguientes respuestas a favor de aquellos que han depositado su fe en Jesucristo:

· 32 “El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿ cómo no nos dará también con el todas las cosas? Pablo nos deja saber que ya que Dios entregó a su Hijo a morir por nuestro pecado, podemos estar seguros que allí no seremos juzgados por nuestro pecado. En vez de condenación, Dios nos dará “todas las cosas.” Entre las cosas que Dios nos dará, se incluye la gloria futura que él compartirá con nosotros, aparte de todo lo demás que heredaremos con Cristo Jesús. Pero “todas las cosas” también se refiere a las cosas en esta vida, incluyendo todo lo que necesitamos para llevar a cabo el propósito que Dios ha dado a cada uno de nosotros para cumplir.

· 33 “¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.” Sin Jesús todos somos declarados culpables de todas las acusaciones traídas contra nosotros ante Dios. Pero Dios ha colocado nuestro pecado sobre Si para poder declararnos justos. Por tanto, ninguna acusación prevalecerá porque el juez es exactamente el mismo que nos justifica en Cristo.

· 34 “¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; mas aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.” El Día del Juicio Final no seremos condenados porque Jesús, nuestro abogado, murió por nuestro pecado, resucitó para nuestra justificación, y ahora pelea por nosotros a la diestra de Dios. ¿Quien puede condenarnos si nuestro abogado murió por nuestro pecado y ahora nos defiende en la corte celestial?

Por tanto, si Dios ya ha intervenido en la dificultad más grande que alguna vez podamos enfrentar, es decir, el Día del Juicio Final, entonces tengamos confianza de que él intervendrá por nosotros durante nuestra vida también. El nos llevará adelante porque él está a favor nuestro! El quiere que tengamos éxito y seamos victoriosos; y el está en pie a nuestro lado para hacer que todas las cosas nos ayuden a bien [v. Romanos 8:28].

[Traducido por Julia Barbeito]

*El pastor John Brito es pastor en la ciudad de la iglesia Spirit Life Community Church en la ciudad de Norwalk con cultos en Inglés y Español.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s