GOZOSOS en medio de las PRUEBAS

GOZOSOS en medio de las PRUEBAS

Por Daniel Brito

(Santiago 1:2-4) «Hermanos míos, tengan por sumo gozo cuando se encuentren en diversas pruebas sabiendo que la prueba de su fe produce paciencia. Pero que la paciencia tenga su obra completa para que sean completos y cabales, no quedando atrás en nada.» (RVA-2015)

Santiago nos muestra que las pruebas tienen un fin para el creyente: «para que sean completos y cabales, no quedando atrás en nada» (verso 4b).

(Santiago 1:5-8) «Y si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídala a Dios —quien da a todos con liberalidad y sin reprochar— y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada. Porque el que duda es semejante a una ola del mar movida por el viento y echada de un lado a otro. No piense tal hombre que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inestable en todos sus caminos.»

Lo opuesto a lo ya mencionado es quien DUDA siendo de DOBLE ÁNIMO. Es decir, alguien que piensa de DOS MANERAS diferentes. Ahora bien, a nadie le gusta las pruebas, sin embargo, nuestro Texto nos muestra que aun en medio de las pruebas debemos estar GOZOSOS, ya que DIOS está trabajando en el asunto. Es decir, DIOS puede hacer que algo bueno salga de algo malo.

(Romanos 8:28) «Y sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que lo aman; esto es, a los que son llamados conforme a su propósito.»

El apóstol Pablo escribiendo a los Corintios, les dice que DIOS los estaba consolando a ellos en medio de toda tribulación, para que así ellos puedan consolar a otros.

(2 Corintios 1:3-7) «Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones. De esta manera, con la consolación con que nosotros mismos somos consolados por Dios, también nosotros podemos consolar a los que están en cualquier tribulación. Porque de la manera que abundan a favor nuestro las aflicciones de Cristo, así abunda también nuestra consolación por el mismo Cristo. Pero si somos atribulados, lo es para el consuelo y la salvación de ustedes; o si somos consolados, es para la consolación de ustedes, la cual resulta en que perseveren bajo las mismas aflicciones que también nosotros padecemos. Y nuestra esperanza con respecto a ustedes es firme, porque sabemos que, así como son compañeros en las aflicciones, lo son también en la consolación.»

NÓTESE QUE PABLO luego agrega que ellos habían pasado grandes tribulaciones en la Provincia de Asia, que hasta habían perdido la esperanza de salir con vida. Aquí el apóstol Pablo se está refiriendo a SUFRIR por el Evangelio. Es decir, por el NOMBRE DE JESUCRISTO. Todavía muchos cristianos mueren todos los días en países comunistas y musulmanes por el Evangelio.

(2 Corintios 1:8-9) «Porque no queremos que ignoren, hermanos, en cuanto a la tribulación que nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados sobremanera, más allá de nuestras fuerzas, hasta perder aun la esperanza de vivir. Pero ya teníamos en nosotros mismos la sentencia de muerte, para que no confiáramos en nosotros mismos sino en Dios que levanta a los muertos»

NOTEN aquí DOS COSAS:

La primera es que la enseñanza es que nosotros en medio de la tribulación somos CONSOLADOS por DIOS mismo, y así podemos CONSOLAR a otros que están pasando por tribulaciones.

La segunda es que en medio se las TRIBULACIONES, no debemos confiar en nosotros mismos, sino en el DIOS quien es PODEROSO para RESUCITAR a los muertos. Eso es importante recordar cuando estemos en medio de las PRUEBAS.

El creyente muchas veces se pregunta, ¿Por qué DIOS permita al JUSTO sufrir? Santiago no nos deja una respuesta completa, pero nos dice que el sufrimiento de los creyentes está bajo el control de la PROVIDENCIA de un DIOS que quiere lo mejor para su pueblo.i

No hay duda de que la FE de todo creyente en el mundo ha sido puesta a PRUEBA por esta PANDEMIA. He podido ver en las publicaciones de algunos que antes «decretaban» y «confesaban» pero ahora repiten publicaciones pesimistas de otros sobre las calamidades que están ocurriendo. Es claro que dar voces decretando y confesando cuando todo va bien es fácil, pero en medio de las pruebas como lo es con esta PANDEMIA, es fácil que las rodillas tiemblen.

Es por eso que debemos repetir que NO DEBEMOS CONFIAR EN NOSOTROS MISMOS, sino en el DIOS quien es PODEROSO para RESUCITAR a los muertos. Ese énfasis lo vemos en las Palabras del apóstol Pablo quien había sido testigo de cómo DIOS lo había librado de la muerte en varias ocasiones.

Para concluir, la PRUEBA DE NUESTRA fe aquí en nuestro Texto no tiene la intención de determinar si la persona tiene FE o NO; la intención es de PURIFICAR la FE que ya existe.ii

Que DIOS les bendiga.

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Reina Valera Actualizada 2015.

Notas:

iDouglas J. Moo, The Letter of James, Kindle location 825, Pillar New Testament Commentary.

iiIbid., Kindle location 856.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .