¡REGOCIJAOS!

¡REGOCIJAOS!  Por: Zobeida Brito  «Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !!Regocijaos!  5 Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.  6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.  7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.»  —  Filipenses 4:4-7  En la Epístola del Apóstol Pablo a los Filipenses, encontramos que está llena de consejos necesarios para fortalecer la fe de aquella congregación de Filipo, y levantar su ánimo. Pablo … Continúa leyendo ¡REGOCIJAOS!

Un llamado a regocijarnos

Un llamado a regocijarnos Por Daniel Brito (Filipenses 4:4-5) «Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense!5 Que su amabilidad sea evidente a todos. El Señor está cerca.» Lo primero que debemos notar es que el apóstol Pablo al escribir nuestra Epístola, estaba preso en Roma esperando ser oído por el emperador Romano. El apóstol como ciudadano Romano, había apelado al emperador para exponer su caso. Eso quiere decir que la persona que escribe y dice: «Alégrense, o Regocijaos en el SEÑOR», no estaba libre en esos momentos, y bien podía haber estado como cualquier otra persona: lleno de tristeza o … Continúa leyendo Un llamado a regocijarnos

El señor nos dará la victoria

El señor nos dará la victoria Por Zobeida Brito Hay ocasiones en que todo parece estar bajo control en la vida del creyente. Los días transcurren en la rutina acostumbrada: trabajo, ir de compras  al supermercado, llenar la alacena de comestibles, pagar las cuentas pendientes y cumplir con  nuestras obligaciones en la iglesia. Pero de pronto, nos encontramos en apretura económica. ¿Qué ha pasado? Quizá fue por pérdida del trabajo, o por causa de alguna enfermedad. En fin, llegan situaciones difíciles a nuestras vidas Veamos que dice nuestra porción del día de hoy. Habacuc 3:17-19 dice:  «Pues aunque la higuera no florezca, … Continúa leyendo El señor nos dará la victoria