EL JESUCRISTO HISTORICO

EL JESUCRISTO HISTORICO

Una guía práctica para que el cristiano laico pueda responder a los desafíos más comunes sobre la historicidad de Cristo y la autenticidad de los documentos bíblicos, sin tener que leer un libro de cuatrocientas páginas.

Nota para el lector:

El trabajo a continuación es la versión escrita de una conferencia dada en dos partes. Si bien he tratado de adaptar el contenido al formato escrito, el ensayo conserva el estilo oral típico de una presentación en vivo. Es mi deseo que este estilo sea del agrado del lector porque personalmente opino que es más ameno, íntimo e instructivo para toda la iglesia de Cristo en general, así también como para el hombre y la mujer que son de otra persuasión religiosa, o de ninguna en especial.

Pablo Santomauro

Contenido:

  • Introducción

  • Razones del porqué los cristianos somos inefectivos en esta sociedad

  • Pluralismo Religioso ¿Todos los caminos conducen a Dios?

  • Formas de diferenciar la verdad de la mentira

El examen de coherencia

Aplicando el examen de coherencia

  • La falta de sentido común en el ambiente secular y en la iglesia

  • Autenticidad del Nuevo Testamento – La Crítica Textual

  • ¿Errores en la transmisión de los manuscritos del NT?

  • Examinado la información y nada más que la información

  • Reconstruyendo la receta de la tía Juliana

  • Jesucristo, la figura histórica

  • Trasfondo histórico del escepticismo sobre los reclamos de Jesús

Teoría de Bahrdt

  • The Jesus Seminar

  • ¿Quién fue Jesús? Diferentes teorías

  • El testimonio de Jesús

  • Conclusión

Introducción

Buenos días. Si en este momento yo seleccionara de entre ustedes un número de personas y les preguntara a cada uno, ¿Quién es Jesús? ¿Cuáles serían sus respuestas? O si les preguntara por qué yo debo creer en su religión entre tantas alternativas o religiones diferentes, o cómo saben ustedes que lo que creen es la Verdad, o porqué ustedes piensan que la Biblia es la Palabra de Dios, ¿cómo responderían?

Hoy vamos a tratar con estas interrogantes porque sin la intención de herir a nadie, pero con toda la intención de ajustarme a la realidad, sé que la gran mayoría de la gente que ocupa bancas en las iglesias en estos tiempos, no tiene un concepto claro de estas cosas que son centrales en el cristianismo.

Es cierto que hay un sector en la iglesia de Cristo que está interesado en estas cosas, pero en lo que respecta a mi experiencia no pasan de ser el dos o tres por ciento de los cristianos. El grueso de la cristiandad no tiene la habilidad de contestar coherentemente a aquellos que en su familia, el trabajo, los lugares de estudio y la calle, desafían sus creencias.

Anemia apologética — No vine con la intención de hacer un análisis del por qué la base del movimiento cristiano carece del conocimiento doctrinal necesario que Dios requiere del cristiano, pero me temo que lo voy a hacer, brevemente por supuesto. La verdad es que el pueblo cristiano sufre en el día de hoy de anemia apologética, a pesar de que la Sagrada Biblia nos llama a contender por nuestra fe. Sí, en Judas 3, léanlo ustedes mismos; si me preguntan en qué versículo, significa que no están leyendo la Biblia regularmente.

Razones del porqué los cristianos somos inefectivos en esta sociedad

¿Por qué los cristianos nos hemos ganado la merecida reputación de ser entes “no pensantes”, es decir, amibas que nos deslizamos por el mundo gritando a viva voz “Aleluya” y “gloria a Dios”? Nada malo en ello, lo que sucede es que es todo lo que hacemos, nada más.

¡Es verdad! A muchos de nosotros parece no importarnos nada que el cristianismo sea ridiculizado en forma rutinaria en nuestra cultura. Se le llama pasado de moda, irracional. Se le llama una religión para gente de “mente estrecha”. La razón para ello es precisamente que muchos cristianos han optado por no razonar, y cuando nos convertimos en seres irracionales, cuando no tenemos razones para respaldar nuestra fe, pasamos a ser nada más que en una alternativa religiosa más. Una más de tantas, y la gente nos clasifica en la misma categoría junto con grupos intelectualmente enfermos tales como la Creciendo en Gracia, Heaven’s Gate (Puerta del Cielo), Branch Davidians, los Adoradores de Hércules, los Adoradores de la Diosa Osiris de Egipto o la Sociedad que cree que la Tierra es plana (Flat Earth Society) — somos una opción más, es todo.

Yo no me puedo olvidar cuando en 1997 (hace 10 años) ocurrió el terrible suicidio de los cuarenta miembros de la secta Heavens Gate, en San Diego, California. Varias revistas importantes como Esquire, Newsweek, USA News yWorld Report, dijeron que la fe de aquellos que se quitaron la vida para supuestamente abordar un platillo volador, que según ellos venía volando detrás del cometa Bop Hale, no era ni más ni menos extraña que la fe de los cristianos. La idea era que también nosotros los cristianos creemos en cosas ridículas.

La verdad es que no tenemos porqué ser irracionales, porque si en realidad hay una religión que tiene sentido, donde hay evidencias o pruebas para apoyar los reclamos que predicamos (históricas, documentarias, arqueológicas, antropológicas, linguísticas, etc.) es el cristianismo.

En una época donde todo el mundo dice tener la verdad, donde todo el mundo dice tener respuestas de quién es Dios, respuestas para el problema del sufrimiento, o qué pasa más allá de la vida en esta tierra, el destino eterno de las personas, etc., la única alternativa que tiene sentido y que tiene pruebas de lo que reclama o enseña es la religión cristiana.

Todas las demás, budismo, hinduísmo, islamismo, y otros “ismos”, investigadas y examinadas a la luz de la lógica y de la historia, han sido encontradas internamente incoherentes, o sea contradictorias en sí mismas, ilógicas y fuera de la realidad de este mundo.

¿Todos los caminos conducen a Dios? Pluralismo Religioso

Estos son días donde predomina el pluralismo religioso. Pluralismo religioso, déjenme definirlo para uds., es la libertad de profesar cualquier religión. Eso no es malo en sí; solamente es malo para el que profesa una religión falsa, que son muchas y variadas.

Pluralismo religioso es la noción de que todas las religiones son verdad, que todos los caminos conducen a Dios, que lo que uds. decidan creer es la verdad.

Es políticamente incorrecto decir hoy en día que una religión es verdadera y todas las demás falsas, no se debe decir eso ya más. Es por ello que en muchos casos los cristianos somos personas non grata.

1000 millones de chinos no pueden estar equivocados”. Pero sí lo están. Si uds. afirman algo así van a ser prácticamente considerados criminales hoy en día. Les van decir que después de todo no hay forma de saber si algo es verdad o no en las cosas de religión, que no hay experimentos científicos o exámenes de razonamiento que se puedan realizar para ver si algún reclamo religioso es verdad, pero esto, mis amigos, esto no es cierto .

EXISTEN FORMAS DE DISCERNIR LA VERDAD DE LA MENTIRA

El examen de coherencia

Existen sistemas de razonamiento para medir la veracidad de los planteamientos teológicos. Déjenme mostrarles uno, el EXAMEN DE COHERENCIA.

Supongan que yo les digo que en la guantera de mi coche tengo un círculo cuadrado que les quiero mostrar. ¿Cuántos quieren ir a verlo? O supongamos que les quiero vender una casa con playa privada junto al mar en la ciudad de México–Districto Federal (Capital). ¿Cuántos quieren ir a verla antes de comprarla? Nadie.

¡Vengan a conocer a una mujer que tiene un hijo que es diez años mayor que ella!” — Uds. escuchan cosas como ésta y enseguida saben que hay algo que anda mal, que algo no tiene sentido.

El punto que quiero destacar es que algunas cosas en particular se pueden rechazar categóricamente de buenas a primeras. Uds. no tienen que hacer ninguna investigación para saber que son internamente incoherentes porque violan EL EXAMEN DE COHERENCIA (no tienen sentido, son disparatadas).

Aplicando el examen de coherencia a los reclamos religiosos

Cuando alguien les dice que todas las religiones son lo mismo, que todas conducen a Dios, o que todas son básicamente verdad, uds. inmediatamente pueden rechazar el disparate, porque es un concepto estúpido.

Tengo permiso para usar la palabra “estúpido”. Por lo general es ofensiva. La gente no quiere que sus niños la digan (y está bien), pero en algunos casos es una palabra muy útil, y éste es uno de los casos. ¿Por qué? Porque las diferentes religiones son primordialmente contradictorias y estúpidas.

Cuanto ud. más penetra en sus enseñanzas se da cuenta de eso. Por ejemplo: en el cristianismo Dios es personal; en las religiones orientales es impersonal. Dios no puede ser personal e impersonal al mismo tiempo. Decir que estas tradiciones religiosas son lo mismo es como decir que se puede doblar a la izquierda y a la derecha al mismo tiempo, no se puede.

El cristianismo enseña que cuando ud. se muere va al infierno o al cielo. Las religiones orientales dicen que ud. se va a reencarnar. Ahora, desde el punto de vista de un observador sin una posición en particular, ud. se puede ir al cielo o al infierno, o puede reencarnarse, esa son las opciones. Pero una cosa es por seguro, ud. no va a ir al cielo o al infierno y se va a reencarnar al mismo tiempo.

Una de las dos posiciones tiene que estar equivocada. Entonces, cuando aplicamos el EXAMEN DE COHERENCIA en esta ocasión, cuando alguien nos dice que todas las religiones llevan por el mismo camino o que enseñan lo mismo, sabemos inmediatamente que la opinión de la persona, o lo que está diciendo, está descalificado, es falso, no es verdad (es estúpido).

Esa es una de las razones por las que yo puedo rechazar el hinduísmo, por poner un ejemplo, porque la enseñanza central sobre la cual todas las demás enseñanzas del hinduísmo son edificadas, es un disparate de mayores proporciones.

El pilar central es la doctrina de “Maya”, la ilusión divina. Enseña básicamente que la divinidad está soñando con nosotros, y nosotros somos parte de esa ilusión o sueño. Puesto de otra forma, ud. no existe como un individuo real.

Esto es bastante incoherente, ¿verdad? Usted no puede tener conocimiento acerca de sí mismo porque usted y todo lo que lo rodea es una ilusión. La verdad es que yo no tengo como examinar esto porque nada de lo que me rodea, ni aún yo mismo, soy real. Esto es lo que la doctrina enseña.

Esto es muy extraño viniendo de religiones que ponen un énfasis extraordinario en que debemos adquirir conocimiento. ¿Qué conocimiento puede tener alguien que no existe? ¿Puede el Pájaro Loco saber algo? ¿Saber si es real? No, porque sólo es producto de la imaginación, es un personaje ficticio.

Todo esto me autoriza para rechazar de plano todos los “ismos” que llegan de la India, no pueden ser verdad. Estamos frente a algo falso que no pasa el EXAMEN DE LA COHERENCIA.

La falta de sentido común en el ambiente secular y en la iglesia

El hecho de que en nuestra sociedad, el hombre moderno se incline y acuda como en tropel a abrazar filosofías de oriente y sus prácticas místicas y corrientes ocúlticas sólo puede explicarse por la razón de que éstas son muy tolerantes en materia de pecado, en materia de moral, y muy aguadas (poco estrictas) en materia de responsabilidad personal, pero se ignora el hecho de que su base intelectual es defectuosa.

Los cristianos ignoramos esto, mayormente porque ignoramos que existe un vasto mundo de materiales de matiz intelectual para defender la fe que ha sido dada de una vez por todas a los santos (Judas 3), y esto se debe en gran parte a que en las iglesias, y aún en los ministerios paralelos a las iglesias, de reconocida validez, se ignora por completo el proveer a la gente con material para defender la fe.

Un ministerio reconocidísimo en las universidades, por ejemplo, de alcance internacional y con maravillosos programas, carecía hasta hace poco de material para que los estudiantes puedan defenderse ante los ataques que provienen de los profesores de las universidades.

Hoy en día, estos profesores van a abrir la Biblia en clase con un solo objetivo, mostrar que contiene errores, contradicciones, y que fue escrita por conspiradores que fabricaron una religión; y lo van a hacer con insistencia, con lenguaje académico que va impresionar a sus hijos.

Si sus hijos no están cimentados en la verdad, preparados para pensar inteligentemente, capacitados para refutar sus reclamos, estos profesores van a barrer con la fe de sus hijos, van a inyectar en sus mentes y en sus corazones el veneno de la duda y de la crítica, y en unos pocos meses va a llegar el día en que ud. va a querer hablar con sus hijos acerca de la Biblia, y ellos le van a decir: “Papá/mamá, yo ya no creo en eso”.

Sumado a esto, en las iglesias, poco o nada se escucha en los sermones algún intento de tocar temas como pruebas por la existencia de Dios, evidencias por la resurrección de Cristo, o la justicia del infierno, la supremacía de Cristo y los problemas lógicos de las otras religiones.

Y como si esto fuera poco, en los libros cristianos “best sellers”, con pocas excepciones, los temas que se tocan son las celebridades que se convierten al cristianismo, métodos de cómo tener victoria aquí o allá, o cómo dedicarnos a la familia (que ha pasado ha ser un objeto de adoración hoy en día).

Por supuesto los libros de las grandes especulaciones apocalípticas no podían faltar (Left Behind y otros). Tratan con lo que pasará aquí en la tierra después del rapto. Yo creo en el rapto de la Iglesia, soy pretribulacionista, pero estas son novelas que rayan en la ciencia ficción. Por favor no se me ofendan, son entretenidos (a mí me agradan), pero por favor, reconozcan que no están siendo edificados doctrinalmente para defender la fe cristiana.

Evidencia documentaria de la autenticidad del Nuevo Testamento – La Crítica Textual

Vamos a comenzar estableciendo la legitimidad del NT, algo que todo cristiano debe estar en condiciones de demostrar. Esto no es difícil de hacer ya que existen más de 24,000 manuscritos parciales o completos del Nuevo Testamento. Estos manuscritos son muy antiguos y están disponibles para ser inspeccionados en el día de hoy.

Cuando se aplican los métodos de investigación de la ciencia llamada CRITICA TEXTUAL (que se aplican a todo documento histórico), comparando estos manuscritos entre ellos, podemos tener la absoluta garantía de conocer lo que los documentos originales contenían, y que el Nuevo Testamento que hoy tenemos en nuestra Biblia es un reflejo prácticamente exacto de los originales —- Y una vez que comprobamos la autenticidad de los documentos, el único obstáculo que nos queda para confrontar la mente del incrédulo es poder demostrar que lo narrado en los documentos es verdad.

Más de 24,000 manuscritos, más que cualquier otro libro de la antigüedad; a decir verdad ningún otro libro de la antigüedad ni siquiera se le acerca al Nuevo Testamento en número de manuscritos en existencia. El segundo en mayor número de copias es La Ilíada de Homero con ….. ¿15 mil copias? ¿12 mil? ¿10 mil? ¡No! Con 643 copias solamente.

Dios ha provisto en su gracia, pruebas abrumantes por la autenticidad de su Palabra, y ha asegurado que llegue hasta nosotros en el día de hoy sin adulteraciones, usando mecanismos de seguridad. Dios sabía que los ataques contra su Palabra vendrían en forma directa y también en forma más velada, más sutil.

Veamos el caso de los mormones. Si uds. les preguntan si creen en la Biblia les van a contestar que sí, siempre y cuando esté correctamente traducida. Esta es una forma de decir que hay dudas de si la Biblia llegó a nosotros con cierto grado de exactitud.

En la documentación menos conocida de la iglesia mormona, ellos manifiestan que ciertos monjes perversos modificaron la Biblia a través del tiempo.

Los adeptos de la Nueva Era también dicen que la Iglesia a través de los siglos fue suprimiendo cosas de la Biblia, tales como los pasajes que enseñaban la reencarnación, por ejemplo.

El problema para ellos es precisamente lo que acabamos de ver, el gran número de manuscritos (copias). En el primer siglo, el cristianismo se propagó en forma tán rápida y tan extensa, y el hambre de leer los evangelios y las epístolas era tal que hubo necesidad de producir miles y miles de copias. Se necesitaban copias para las reuniones de las iglesias, para estudiar, para los devocionales, etc.

Como resultado de esto, estas copias se propagaron por todo el mundo mediterráneo. ¿Cómo sabemos? Porque se han encontrado manuscritos en Siria, en Asia, bajo las arenas de Egipto, en el norte de Africa, en Grecia, Italia, España, la Galia Francesa, etc.

¿Qué significa todo esto? Que en ningún momento de la historia, nunca, ningún grupo, ninguna secta, ningún hombre en particular, ninguna orden de monjes malvados como dicen ellos, tuvo todos los manuscritos o todas las copias juntas al mismo tiempo.

No hubo ningún momento de la historia en donde todos los manuscritos estuvieran solamente en manos de un grupo específico, de modo que pudieran cambiar, o suprimir, o adulterar alguna doctrina fundamental.

Es decir, nadie pudo haber dicho: “Vamos a eliminar el pasaje que dice que Jesús nació de virgen, vamos a cambiar tal o cual cosa”. Si alguien hubiera hecho eso, los demás manuscritos hubieran servido de denunciantes. Aquellos que poseían manuscritos hubieran denunciado el hecho. Hubieran dicho: “¿Cómo, cómo? Un momentito, algo anda mal aquí”. En inglés suena mejor: “Something is wrooong heeeere …”

Esta fue una de las formas en que el Señor aseguró la pureza de la Escritura. Es como un mecanismo o sistema de seguridad. Mi esposa por ejemplo, trabaja en un banco. Los bancos tienen un sistema de seguridad para encontrar fallas dentro del banco. Cada departamento es interdependiente entre ellos, si alguien comete un error o un fraude en uno de ellos, el problema va a notarse en el siguiente departamento. De esa forma se protegen de errores. Es así que Dios aseguró su Sagrada Palabra a través de los corredores de los siglos.

Un argumento liberal contra la autenticidad y veracidad del NT: Errores en la transmisión de los manuscritos

Otro argumento en contra de la credibilidad de los textos del Nuevo Testamento puede ser expresado en una forma muy simple. ¿Cómo podemos saber que los documentos que nosotros tenemos reflejan exactamente los originales destruidos hace casi dos milenios?

La comunicación no es perfecta; la gente comete errores. Los errores se acumulan y aumentan con cada generación sucesiva. Un ejemplo claro de esto es lo que se conoce con el nombre del juego del teléfono. Simplemente pásele un rumor o un mensaje a una persona y transfiéralo de persona a persona, de oído a oído, en un círculo. Luego compare el mensaje final con el original. La transformación radical de la frase original en tan corto tiempo siempre crea la ocasión para reirnos un poco. Esta comparación es suficiente para convencer al escéptico promedio de que los documentos del Nuevo Testamento no son de confiar. Por supuesto, todo el mundo sabe eso, ¿verdad? Es fácil plantear la crítica. Presentar pruebas de que el argumento es correcto es un poquito más difícil.

Debemos aclarar que la objeción es presentada por gente que tiene muy poco entendimiento de los temas reales. En casos como éste, el apelar al conocimiento general es como apelar a la ignorancia general. Como otras tantas críticas al cristianismo, esta objeción es esgrimida por gente que no ha recibido información veraz.

Examinado la información y nada más que la información

La cuestión de la autenticidad de los documentos no es algo que está dentro de la esfera religiosa, sino dentro de la académica. Puede ser contestada en una forma académica sin relación ninguna con convicciones espirituales mediante una técnica apologética que apela solo a la evidencia.

Reconozcamos que la objeción es convincente a primera vista. Cuando tratamos de conceptualizar el cómo reconstruir un original después de 2000 años de haber sido copiado, traducido y copiado de nuevo, el objetivo parece imposible.

El escepticismo sin embargo, está basado en dos conceptos erróneos sobre la trasmisión de documentos de la antigüedad tales como el Nuevo Testamento.

El apologista Greg Koukl, de quien pedimos prestado el razonamiento a continuación, señala que el primer error consiste en pensar que la transmisión es linear, tal como el ejemplo del teléfono — una persona comunicando a una segunda, que a su vez se comunica con una tercera, etc., etc. En un paradigma linear terminamos con un mensaje y muchas generaciones entre el original y el final.

Segundo, el juego del teléfono depende de la transmisión oral, la cual es más vulnerable a la distorsión que las cosas que se transmiten por escrito.

Ninguno de estos supuestos aplica a los textos del Nuevo Testamento.

Primero, la transmisión no fue linear, sino geométrica — o sea, una carta originó 5 copias, que a su vez crearon 25, que luego fueron 200 y así sucesivamente.

Segundo, la transmisión fue hecha por escrito, y los manuscritos pueden ser examinados en una forma en que la comunicación oral no puede serlo.

Reconstruyendo la receta de la tía Juliana

Greg Koukl ilustra de la siguiente manera. Esto les ayudará para que entiendan como los eruditos pueden confiadamente reconstruir el texto tomando como punto de partida los manuscritos existentes aun cuando haya diferencias entre las mismas copias, y éstas sean mucho menos antiguas que la autógrafa (el original).

Supongan que la tía Juliana tiene un sueño en el cual se le muestra la receta para un elíxir que le permitirá mantenerse siempre joven. Cuando se despierta, ella anota las instrucciones en un papel, y luego va a la cocina a prepararse el primer vaso. En unos pocos días la tía Juliana ha sido transformada. Su belleza y juventud han retornado gracias a la fórmula secreta del jarabe.

Juliana está tan entusiasmada que envía notas escritas a mano con la receta a sus tres amigas del juego de canasta (la tía Juliana todavía no sabe nada de fotocopiadoras o de e-mails). Las amigas a su vez, hacen copias y las envían a diez de sus amigas cada una.

Todo va bien hasta que un día el perro salchicha de la tía, Sócrates, se come la receta original. Juliana es ganada por el pánico y contacta a sus tres amigas, quienes por esas cosas extrañas del destino, también han perdido sus copias. Estas amigas entonces recurren a las otras amigas, en un intento de recuperar las palabras o los ingredientes originales.

Finalmente pueden juntar todas las notas manuscritas que sobrevivieron, 30 en total. Cuando las despliegan sobre la mesa de la cocina inmediatamente notan algunas diferencias: 26 de las copias son exactamente iguales. De las otras cuatro, una tiene una palabra mal deletreada, otra tiene dos frases invertidas (“mezcle y luego corte en trocitos”, en lugar de “corte en trocitos y luego mezcle”), y una de las notas tiene un ingrediente que ninguna de las otras muestra en la lista.

Aquí está la pregunta crucial, ¿ustedes piensan que la tía Juliana puede con exactitud reconstruir su receta original a partir de la evidencia? ¡Por supuesto que puede!

La falta de ortografía es un error obvio, y las frases invertidas se destacan fácilmente y pueden ser corregidas. En la tercera, Juliana simplemente tiene que tachar el ingrediente que está demás. El razonamiento es sencillo, es más factible que una persona agregue un ingrediente por error que 25 personas lo omitan accidentalmente.

Aun si las variantes fueran más numerosas o más diversas, el original puede ser reconstruido con un alto grado de exactitud si tuviéramos suficientes copias (en el caso del Nuevo Testamento esto no es problema).

Así es, en forma simplificada, como la ciencia de la crítica textual funciona. Los críticos de texto son académicos que reconstruyen un original non-existente partiendo de manuscritos que datan muchas generaciones de distancia de la autógrafa.

De acuerdo con el erudito Novotestamentario, F.F. Bruce, “Su objetivo es determinar tan exactamente como sea posible, partiendo de la evidencia existente, las palabras originales del documento en cuestión”.

La ciencia de la crítica textual se emplea para examinar los documentos de la antigüedad, históricos y literarios. No se trata de un ejercicio teológico basado en esperanzas y adivinación. Es un experimento lingüístico que se rige por una serie de normas pre-establecidas. Este procedimiento permite que el crítico alerta y dedicado pueda determinar el grado de posible corrupción en cualquier documento.

Jesucristo, la figura histórica

A continuación queremos examinar de cerca la figura histórica que es central a nuestra fe, la persona de Jesucristo. ¿Quién fue, o quién es? ¿Cuáles fueron sus reclamos? ¿Existió en realidad? Créase o no, en el día de hoy, aún hay gente que alega que Jesús nunca existió, que simplemente fue un personaje mitológico.

Bertrand Russell (existencialista moderno ya desaparecido) dijo:

Yo podría decir que no estoy preocupado con la cuestión histórica. Históricamente, es bastante dudoso si Cristo existió, y si realmente existió nosotros no sabemos nada acerca de él. No estoy consternado con la cuestión histórica. Estoy consternado con el Cristo que los evangelios nos presentan” [Bertrand Russell, “Por qué no soy cristiano”, p.11, nota 8].

Tal absurdidad no es casualidad de parte de un hombre que no creía en Dios. Desafortunadamente para gente como él y otros, la existencia de Cristo no sólo es atestada por los veintisiete documentos que componen el Nuevo Testamento.

El historiador judío Flavio Josefo (no cristiano), nacido en el 37 d.C., menciona la existencia de Jesucristo. El historiador romano Cornelio Tácito (112 d.C.), escribiendo acerca del reinado de Nerón, se refiere a Jesucristo y a la existencia de cristianos en Roma en varios documentos. Lo mismo hace Seutonio, otro historiador romano. Plinio el Joven también lo menciona en sus obras.

Hoy, la Enciclopedia Británica le dedica 20,000 palabras a Jesucristo. Abran la enciclopedia en la letra J, busquen el nombre de Jesucristo, y van a encontrar material para pasar leyendo un buen rato. 20,000 palabras es una cantidad exagerada de tinta usada para describir históricamente a un individuo que nunca existió.

En vista de esto, podemos decir con absoluta confianza de que sostener que Jesucristo no existió, o aún decir de que hay dudas acerca de su existencia, es absolutamente absurdo y ridículo.

Dimitry Merezhovsky, el afamado escritor ruso del siglo pasado, escribió en forma magistral: “Jamás se le ocurriría a alguien preguntar si Cristo existió o nó, a menos que antes de hacer la pregunta la mente haya sido entenebrecida por el deseo de que nunca haya existido.”

Jesús fue real — Una vez que sabemos esto, que no estamos hablando de un mito o del producto de la mente febril de ciertos autores que escribieron los evangelios, la pregunta que surge es: “¿Cómo sabemos que lo que los evangelios dicen es verdad?” “¿Cómo sabemos que las cosas que se narran de Jesucristo, sus milagros, sus enseñanzas, su resurrección, son ciertas? Antes de explorar estos temas tenemos que ir al trasfondo histórico de aquellos escépticos que se dedicaron, según ellos, a “descubrir la persona de Jesús”.

Trasfondo histórico del escepticismo sobre los reclamos de Jesús.

Según los críticos escépticos, más allá de todas las invenciones sobrenaturales adjudicadas a Jesucristo (milagros, nacimiento de virgen, resurrección, etc), era posible, una vez descartado todo eso, poder saber quién era el verdadero hombre detrás de la máscara. Buscaban el CRISTO HISTÓRICO según ellos, la persona de Cristo sin el equipaje que la religión le cargó encima, o sea todo lo sobrenatural.

En los siglos 18 y 19 comenzaron se publicaron infinidad de libros, todos titulados “La Vida de Jesús”, o “Vida de Jesús”, o “The Real Jesus”, o cosas por el estilo.

Teoría de Bahrdt — Karl Bahrdt (alemán) escribió que Jesús pertenecía a la secta o la orden secreta de los Esenios, una secta cuyo objetivo era cambiar la mentalidad de los judíos que esperaban un Mesías político-militar, para que pusieran en vez de ello, sus esperanzas en un Mesías espiritual y religioso.

A los efectos de lograr el apoyo y la atención de los judíos, Jesucristo reclamó ser el Mesías y quizo espiritualizar el concepto de Mesías fingiendo su muerte y su resurrección.

Para hacer esto, éste fue el plan: Jesús provocó su arresto y su enjuiciamiento mediante su entrada triunfal en Jerusalén. Otros miembros de la logia, que secretamente eran miembros del Sanhedrín, arreglaron las cosas para que Jesús fuera procesado y declarado culpable.

Lucas, el doctor, preparó el cuerpo de Jesús usando ciertas drogas para que pudiera soportar los rigores de la cruz por un tiempo indefinido.

Cristo, finalmente, estando en la cruz, gritando en alta voz y dejando caer abruptamente su cabeza, fingió su muerte.

El soborno al centurión aseguró que las piernas de Jesús no fueran quebradas.

José de Arimatea, otro miembro de la secta de los Essenes, llevó el cuerpo a una cueva, donde lo revivieron.

Al tercer día empujaron la piedra a la entrada de la tumba, Jesús salió, espantó a la guardia y luego apareció a María y a los otros discípulos

Nótese que estos críticos aceptan prácticamente la narrativa bíblica tal como es. No dicen, “Estas cosas fueron inventos”, o “Estas cosas nunca ocurrieron, sino que afirman que detrás de los hechos hubo una conspiración.

Estos eran serios críticos, enemigos del cristianismo que sabían que la historia bíblica era auténtica, que de acuerdo con las normas que validan los documentos antiguos, los evangelios pasan el examen con las mejores notas. Por lo tanto no se atrevieron a desafiar la historia tal como es contada en los evangelios, sino que se dedicaron a crear una conspiración detrás de ellas.

La teoría remata en el final con la noción de que Jesús finalmente vivió apartado, en reclusión, entre los miembros de la logia por el resto de su vida.

Bonita historia; como ésta hay muchas, con diferentes finales, pero la mayoría de ellas coincide en que los eventos milagrosos narrados en los evangelios nunca ocurrieron, fueron leyendas, agregados posteriores para adornar la figura de Jesús, pero ese Cristo mitológico, Dios encarnado, el Mesías, nunca realmente existió.

THE JESUS SEMINAR: Sucesores modernos de los escépticos del los siglos 18 y 19.

Si uds. pensaron que se especuló con esto sólo en los siglos pasados, se equivocan. En 1985 se creó el “Jesus Seminar”, un grupo de aprox. doscientas personas, algunas de ellas tienen títulos universitarios, y son de universidades seculares — este grupo de personajes autoungidos, llamados “una desgracia académica” por algunos, bajo la dirección de Robert Funk, si bien ha perdido vigencia hoy, aun mantiene su consigna inicial. Estos “eruditos” trabajan sin descanso para que el público ignorante como usted y yo podamos finalmente descubrir y saber quién fue el verdadero Jesucristo, el Cristo histórico.

Con la proximidad de cada Semana Santa, uds. probablemente tengan la oportunidad de ver en las revistas populares (Time, Newsweek y otras) artículos sobre Jesús. Todos los años a estas alturas comienza el bombardeo de artículos sobre la vida de Jesús, y este “Jesus Seminar” es muy popular entre los medios de prensa seculares. Los medios de comunicación entrevistan en esta época a los personajes más conocidos de este seminario.

El seminario, la organización, como dije antes, tiene la misión de presentar al público al Cristo Histórico, el cual según ellos es muy diferente del Cristo que presentamos los cristianos. El problema para ellos es que la evidencia parece que se está inclinando a favor de los cristianos “fundamentalistas”, como nos llaman peyorativamente.

El Seminario enseña que los evangelios fueron propaganda escrita por hombres que nunca conocieron a Jesús. John Crossan, quien enseña en “De Paul University”, dice que cuando los evangelios describen la tumba vacía de Jesús, no están describiendo un hecho real. Entonces, ¿qué pasó con el cuerpo de Jesús? ¿Por qué sus enemigos no pudieron presentar el cuerpo en el momento que la resurreción comenzó a ser predicada? Eso hubiera terminado todo, ¿verdad? Hubiera sido el principio y el fin del cristianismo.

Bueno, de acuerdo con Crossan, probablemente los perros se comieron el cuerpo de Jesús. Especialmente, dicen ellos, si tomamos en cuenta que los criminales crucificados nunca eran sepultados en la forma que los evangelios describen. Por el contrario, los cuerpos eran arrojados en una fosa común a la cual los animales tenían fácil acceso. Por lo menos esto era lo que los eruditos creían, hasta que recientemente, los arqueólogos descubrieron los restos de un hombre crucificado que data de los tiempos de Jesús (http://www.bbc.co.uk/religion/religions/christianity/history/miraclesofjesus_5.shtml), y este hombre había sido sepultado de la misma forma que los evangelios relatan. La historia de los perros terminó siendo lo que era, una historia de perros nomás.

Esta no es la primera vez que estas teorías son reducidas a la nada por el golpe del pico y de la pala (la arqueología). Hasta hace 5 años, muchos dudaban la historia del juicio de Cristo ante el Sanhedrín (el Concilio Judío). No había documentación histórica aparte de la Biblia sobre la existencia de un individuo llamado Caifás, y menos de que era un sumo sacerdote.

Pero en 1995, unos obreros excavando en las afueras de Jerusalén encontraron una caverna o cueva de sepulcros. Dentro de la cueva había un “osario” o “urna” que decía “José, hijo de Caifás”. Los expertos concluyeron que este Caifás de la inscripción era el mismo que se menciona en los evangelios (y no se trata de expertos cristianos).

Descubrimientos como éste hubo muchos. Por años no hubo confirmación independiente sobre la historicidad de un personaje llamado Poncio Pilato. Los críticos decían que este personaje era ficticio, que no no existió, que nunca hubo tal cosa como la familiaridad entre Pilato y Herodes, enviándose el prisionero uno al otro, que todas esta cosas eran producto de la mente de los escritores del los evangelios.

Bueno, sucedió que en 1961, en el norte de Israel se encontró una gran columna con una inscripción que decía “Poncius Pilatus, Procurator”. ¿Interesante, verdad? Después de todo, ¿Qué hace el nombre y el título de un individuo que nunca existió, inscripto en una columna de proporciones monumentales?

¿Ven ustedes? En realidad no podemos separar a Cristo de la historia, no podemos separar a los evangelios de la historia, son inseparables — En realidad, los evangelios son historia, y el Cristo Histórico es el Cristo de los evangelios, no sólo con sus elementos de humanidad sino también con sus elementos de divinidad, milagros, sanidades, resurrecciones. Todo es parte de la historia.

¿Quién fue Jesús? Diferentes teorías

Robert Funk, el fundador del Jesus Seminar, dijo: “Jesús fue un sabio secular que se burlaba de los píos y campeonó la causa de los pobres. Jesús fue quizá el primer comediante judío. Comenzar una nueva religión fue la cosa más lejana en su mente”.

¿Extrañas cosas de decir, verdad? Jesús no se levantó de los muertos, no hizo milagros, ni nos dejó las más grandes enseñanzas de la historia (el Jesus Seminar enseña que de todas la palabras de Jesús registradas en el Nuevo Testamento, sólo el 20 % son cercanas a la verdad). En vez de todo eso, en realidad, fue un comediante, un cómico de carpa, un Cantinflas del primer siglo, de acuerdo con el fundador de este seminario.

También tenemos al ya mencionado John Crossan (muy entrevistado por las revistas seculares. Este hombre ganó notoriedad con sus libros “Jesus: A Revolutionary Biography” y “The Historical Jesus”.

Según Crossan, el Jesús real no nació de una virgen, no fue el Mesías, el Hijo de Dios. No hizo ningún milagro, y la mayoría de las palabras que se le atribuyen a él, no fueron enunciadas por él. Fue una especie de hippie revolucionario. Finalmente, fue ejecutado por actividades revolucionarias, y en lugar de resucitar, su cuerpo fue devorado por los perros.

Cuando piensamos en John Crossan, lo primero que nos debe venir a la mente, como en el final de una película, es un perro caminado hacia el horizonte con un hueso de la pierna de Jesús entre los dientes.

La verdad es que académicamente, las palabras de estos hombres comparando a Jesús con un comediante, o un hippie revolucionario tienen la misma fuerza que las de aquellos que dicen que Jesús fue un extraterrestre.

La comodidad de hacer afirmaciones éstas es que para hacerlas no hay necesidad de analizar ninguna evidencia, y no hay que realizar ninguna aproximación objetiva o imparcial al tema, ya sus argumentos parten del a priori de que Jesús no es lo que enseña la Biblia.

Sus argumentos son puramente emocionales. Cuando ellos miran dentro del pozo de sus propias emociones y sus propias ideas, como lo hacen los teólogos liberales buscando saber quién es Jesús, lo único que ven es su propio reflejo en el agua.

Es un lindo método. Por eso es que el teólogo afro-céntrico ve un Jesús negro, el asiático ve un chino, el de la Nueva Era ve el Cristo de la Nueva Era, el teólogo de la liberación ve al marxista Jesús, y etc., etc.

Todos cometen la suprema blasfemia de identificar su propia personalidad con Dios y con Jesús.

El Jesus Seminar ha engendrado muchos individuos que hoy piensan que el Jesús real nunca hizo nada milagroso, no predicó los sermones y parábolas adjudicadas a él en los evangelios, y nunca reclamó ser el Hijo de Dios. El Jesús que queda después que se le despoja de todas esas cosas, es anémico y pálido.

El problema que no pueden resolver es el por qué lo crucificaron, si después de todo era un pobre individuo que no representaba un peligro para nadie.

El insignificante Jesús de la imaginación de estos teólogos nunca pudo haber logrado la fidelidad de millones de hombres y mujeres que hasta hoy dan la vida por su fe.

Tampoco pudo haber generado tanto odio como para que le mataran. Más bien hubiera sido considerado un loco de atar, y se hubieran reído de él.

Por lo tanto, no pueden explicar porqué tuvo tanta oposición. Es evidente que el Jesús histórico no fue un hippie, un revolucionario, o un comediante. Este tipo de aproximación a la historia y al Nuevo Testamento ha traído más confusión que otra cosa.

Estos teólogos (idiotas intelectuales en mi opinión) se sienten libres de crear a Jesús a su propia imagen y semejanza. El caos en que han caído debido a su telaraña de subjetivismo y relativismo, es sensacional. Han surgido tantos Jesús, que me resulta muy cómico verlos peleando entre ellos sobre cuál es el verdadero Jesús.

¿Era “gay” o heterosexual?

¿Pacifista o revolucionario?

¿Místico o racional?

¿Inmoral o moral?

¿Maestro o bandido?

¿Feminista o chovinista?

¿Negro o blanco?

Esta es la mentalidad esquizofrénica que predomina entre estos liberales, en lo que tiene que ver con Jesús.

El liberal homosexual lo describe acostándose con sus discípulos varones, y el liberal heterosexual lo ve en la cama con Marta.

¡Por favor, que el Jesús real se ponga de pie!

Cada uno encuentra el Jesús que quiere encontrar. No tienen como comprobar lo que dicen (nada de lo que dicen), pero ellos están muy contentos con su Jesús. Es un Jesús que se parece a ellos. Estos cerebros del Jesus Seminar han concluido que Jesús fue (menciono a algunos):

Brandon — un revolucionario político

Smith — un mago

Vermes —- galileo carismático

Chilton —– rabino galileo

Falk —- seguidor de Hilel o Esenio

Sanders —- profeta escatológico

Cualquier persona con dos dedos de frente se da cuenta de que estos teólogos son un desastre. No se pueden poner de acuerdo.

Pero John Crossan piensa que esta variedad de opiniones es algo positivo. Pienso que por eso se animó a crear su propio Jesús. El reclamo de Crossan de que Jesús fue un hippie estilo años sesentas, es ilustrativo de que su biografía de Jesús es más bien la biografía de Crossan (agrandada, por supuesto).

Esta gente del Jesus Seminar dice que el humilde y pobre carpintero de Galilea fue transformado en el maravilloso Hijo de Dios al final del siglo primero o al principio del segundo.

Desafortunadamente para ellos, sabemos que los evangelios muestran que en realidad la doctrina de Cristo-Dios había alcanzado un desarrollo total en los primeros 10 o 20 años después de la crucifixión. Ese no es tiempo suficiente para la creación de leyendas y mitos alrededor de la figura de Cristo, especialmente con tanta gente viviendo en esa época que podían haber fácilmente publicado el error o la mentira.

El “Jesus Seminar” se equivoca, y muestra poca fibra académica, cuando dice que el Jesús investido de atributos divinos es una creación del 2do. Siglo.

Esteban, el primer mártir cristiano, cercano a la muerte, clama, “Señor Jesús, recibe mi espíritu”, y acto seguido continúa diciendo, “Señor, no les tomes en cuenta este pecado”.

La oración de Esteban revela que Jesús tiene el poder de perdonar pecados. Esto prueba que Jesús fue adorado como Dios ya en los primeros tiempos de la Iglesia, en sus inicios. El Jesus Seminar se equivoca al decir que los atributos divinos se le atribuyeron a Jesús mucho más tarde en la historia.

Como si esto fuera poco, los autores de los evangelios una y otra vez nos dan datos culturales y geográficos, además de históricos, y nombres de personajes, que una persona escribiendo al principio del 2do siglo no podría saber, especialmente después de la destrucción de Jerusalén en el 70 aD.

Otras teorías acerca de quién fue Jesús

Jesús, un buen maestro nada más – La irreverencia de la teoría de Robert Funk es sorprendente. Por lo menos en el siglo 19 (segunda mitad), con el nacimiento y desarrollo de la teología liberal, la gran mayoría de los críticos hicieron de Jesucristo no un payaso, sino un gran maestro de ética y moral. Eso es todo lo que Jesucristo fue, según algunos.

Para su infortunio, los que aún hoy en día intentan hacer de Jesús solamente un “buen hombre” o un “gran maestro de ética moral”, son confrontados por las mismas palabras de Jesús. Están cometiendo lo que se llama el argumento del suicidio (el argumento se contradice a sí mismo). ¿Por qué? Porque si alguien dice que es Dios estando en su sano juicio, sabiendo que no lo es, automáticamente eso lo descalifica para ser un gran maestro de ética moral, porque está mintiendo, es un engañador, un embaucador, y si no lo era entonces fue un deficiente mental

Jesús, el lunático .- Eso es lo que Albert Schweitzer sugirió el siglo pasado, que Cristo era un lunático, que estaba engañado con respecto a quien era, que deliraba con respecto a su papel dentro de la historia de Palestina y del mundo.

Después de todo, si el presidente de los EEUU aparece esta noche en televisión diciendo que es Dios, que tiene el poder para perdonar pecados, o que tiene poder para levantarse de la muerte (resucitar), el presidente rápidamente desaparecería de nuestras pantallas de televisión mientras que se lo llevan a un lugar muy especial. Entre tanto, el vicepresidente estaría jurando con la Biblia en la mano el hacer respetar la constitución de los EEUU.

¿Fue Jesucristo un esquizofrénico? Creemos que no. ¿Puede un maníaco delirante construir y entregar a la humanidad un sermón del monte, reconocido por los eruditos como la pieza literaria de mayor calidad y profundidad en el mundo? Jamás igualada por ninguno de los pensadores más grandes de la historia —- ¿Puede un sicópata marchar hacia su muerte con la resignación, la serenidad y la firmeza con que él lo hizo? ¡Claro que no! La sicología común nos dice eso, no se precisa ser muy inteligente.

C.S. Lewis, en su libro Mere Christianity, expresa: “Un hombre que era nada más que un hombre y que dijo el tipo de cosas que Jesús dijo, no podría ser un gran maestro de moral. El sería un lunático del mismo nivel del hombre que dice que él es un huevo cocido — o sería el mismo diablo del infierno. —- Usted debe de escoger. O él era, y es, el Hijo de Dios, o de lo contrario era un demente o algo peor. Ud puede descartarlo como un deficiente mental o ud. puede rendirse a sus pies y llamarlo Señor. Pero no vengamos con disparates sin sentido como el de llamarlo un maestro humano solamente. Jesús no ha dejado esa posibilidad disponible para nosotros.”

Definitivamente, C.S. Lewis tenía razón, no existen otras opciones. Jesús se rehusa radicalmente a decir que él es inferior o menos que Dios.

El testimonio de Jesús

Palabras de Jesús confirmando su divinidad – En el estudio pasado vimos que Jesús sufría de la alucinación de que El era Dios (trabajamos con pasajes tales como Jn. 8:58; Ex. 3:14 y Jn. 20:28).

Uso de la palabra “Padre” – Además de eso reclamó ser Hijo de Dios en forma absoluta y exclusiva. En su vida de oración le llamó “Abba” en arameo (papá), algo que los judíos nunca se atreverían a hacer por temor a quebrantar el 3er. mandamiento (No tomarás el nombre de tu Dios en vano). Más tarde, los cristianos primitivos fueron enseñados a llamarle de esa manera (Ro. 8:15), pero durante su vida en esta tierra Jesús nunca se unió en oración con sus discípulos para decir junto con ellos “Padre Nuestro”, siempre se expresó diciendo “Padre Mío”, o “Mi Padre”.

Absoluta autoridad – En 74 ocasiones registradas por los evangelios usa las palabras “De cierto de cierto os digo”, que es el equivalente al “Así dice Jehová”, expresando total y absoluta autoridad.

Poder absoluto – Parecería que en sus fantasías estaba bajo la impresión de que tenía poder para expulsar demonios (Lc.11:20), y no sólo eso, sino potestad absoluta sobre ellos. Y por supuesto deliraba con respecto a que podía hacer milagros. Juan el bautista está en la cárcel y envía a sus discípulos a preguntar a Jesús si era el Cristo esperado o si deberían esperar por otro, y Jesús responde: “Id, y haced sabed a Juan las cosas que oís y veis — Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio” (Mat.11:4-5)

Tiene la última palabra en cuanto al destino eterno de las personas – Podríamos agregar entre otras cosas que en su delirio pensaba que el destino eterno de las personas depende nada más que de su respuesta hacia él. Escúchenlo, “Os digo que todo aquel que me confesare delante de los hombres, también el Hijo del Hombre le confesará delante de los ángeles de Dios —-mas el que me negare delante de los hombres, será negado delante de los ángeles de Dios” — Lc. 12:8,9

Conclusión

Entonces, ¿fue un pobre hombre, un mitómano que en su locura fabricó todas estas cosas al punto de creerlas? Y su delirio vino a tener un abrupto final en la cruz, y fue allí que recuperó algo de sanidad mental, cuando dijo “Dios mío, Dios mío, ¿porqué me has desamparado?” (Elí, Elí, lama sabactani). ¿Fue en la cruz donde se dió cuenta por primera vez que no era el que él pensaba?

Puede ser un buen argumento. Lo que destruye el argumento es que su testimonio no terminó ahí, va más allá de la cruz. ¡Resucitó! Apareció a sus discípulos por cuarenta días, se presentó vivo con pruebas irrefutables (veremos esto en parte # 4).

¿Qué pruebas? 2 P. 1:16, “Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.

¿Qué pruebas? “Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente”. (Jn. 20:27).

El apóstol Pablo dijo que en una oportunidad Cristo se presentó a más de quinientos hermanos a la vez, “de los cuales muchos viven aún” – 1 Co. 15:6

¿Por qué Pablo dice ésto? Pablo está desafiando a los oyentes de la época a que refuten la resurrección. Pablo está diciendo: “¡Vayan y pregunten!”. La verdad es que nadie lo hizo, ni aún los enemigos de Cristo de la época contestaron o desafiaron a Pablo.

¡Resucitó! Y en su resurreción dijo “Toda potestad me es dada en los cielos y en la tierra”. Y los cobardes que lo abandonaron en Getsemaní se convirtieron en leones dispuestos a morir, en realidad murieron por el evangelio de Cristo.

Cristo vive, y los críticos están enfrentados a un misterio que los enferma desde hace 2000 años. Si Jesús es el que dijo que era, por cierto la condenación de estos críticos es más que segura.

Si Cristo no es el que dijo que era, entonces van a tener que explicar las evidencias por su Resurrección, sus milagros, y los miles y miles de vidas cambiadas a través de la historia, de todo tipo de gente, aun criminales de la peor calaña, ladrones, prostitutas, drogadictos, parricidas y matricidas, homosexuales, ateos rabiosos, gente involucrada en las artes ocúlticas, etc., etc., que han sido tocadas por su poder maravilloso y que dan testimonio de la realidad de Su presencia en sus vidas. <>

——————————————————————————————————–

Deseo expresar que gran parte del material de esta conferencia fue apoyado por numerosas obras y comentarios de autores en el tema de Apologética Histórica, entre ellos:

Walter Martin

Josh McDowell

John Warwick Montgomery

Greg Koukl

William Lane Craig

F.F. Bruce

Michael Wilkins

Robert Morey

Pablo Santomauro

4 comentarios en “EL JESUCRISTO HISTORICO

  1. Muchas bendiciones Pastor Daniel,. Que el señor los siga iluminando en su palabra. Excelente defensa, me ha ayudado mucho.
    He estado leyendo un blog que se llama “ateismo para cristiano” (lo puede encontrar con este mismo nombre. Sino lo ha leido, se lo recomiendo) donde ellos contrargumentan de este mismo tema. Ellos afirman que los documento históricos como el Flavio Josefo fueron cambiados y que los demás escritos no bíblico son muy implícitos, cómo se pueden refutar esas idea? Hay muchos otros temas que, sinceramente me hicieron titubiar.
    Me gustaría que lo leyera y contrargumentará poco a poco de estos.
    Creo firmemente en Jesús.
    Muchas gracias.

    Me gusta

  2. Estimado Luis David, gracias por su comentario. En respuesta a su pregunta sobre Flavio Josefo, no son los ateos los únicos en decir que los documentos fueron cambiados, los judíos que rechazan a JESUCRSITO, dicen lo mismo. El problema es que nadie ha podido encontrar escritos de Josefo que no contiene lo que él dice sobre JESUS, mostrando que la evidencia está en contra de ellos. Lo mismo con lo que el Islam dice de la Biblia que fue cambiada por los judíos y cristianos, sin embgargo, no pueden presentar pruebas.

    Hermano, los ateos tienen el mismo problema, y es que la evidencia está en contra de ellos. Estaré leyendo algunos de esos argumentos. Le digo hermano que tenemos más escritos sobre el ateísmo en este blog. Le estaré preparando un enlace sobre el tema.

    Que Dios le bendiga y adelante que firmente en la Obra de nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s