Se califica como ‘vil’ la orden de la Casa Blanca sobre los transexuales

Se califica como ‘vil’ la orden de la Casa Blanca sobre los transexuales

“Los niños no son un juguete del estado.” — Russell Moore

WASHINGTON (BP) — La administración del Presidente Obama ordenó a las escuelas y universidades públicas hoy (13 mayo) que permitan que los estudiantes transexuales usen los baños y vestidores que correspondan con su identidad de género en lugar de su sexo biológico.

La medida generalizada fue rápidamente confrontada por las protestas de los líderes bautistas del sur.

Ronnie Floyd, presidente de la Convención Bautista del Sur, describió la medida federal como “un ataque indignante a nuestro propio Creador, a la sexualidad y moralidad humanas y un avance del ataque en contra de la libertad religiosa.”

“El género no fluye…si no que es un regalo de Dios para cada uno de nosotros,” dijo Floyd en unos comentarios escritos para Baptist Press, añadiendo la directiva, “contribuye al continuo caos en nuestra sociedad.”

“Esto es un ataque flagrante e indignante no sólo sobre la generación presente, sino también la siguiente generación,” dijo Floyd. “Cada cristiano en los Estados Unidos o cualquiera que tenga cualquier convicción sobre la moralidad necesita levantarse y decir, ‘¡Ya basta!'”

Russell Moore, presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa, describió “el decreto de la Administración de Obama [como] un asombroso mal uso del poder.”

“Los niños no son un juguete del estado, para experimentar con ellos en nombre del último grito de la moda a favor de la causa del ‘esto es lo correcto,'” dijo en una declaración escrita. “Los cristianos debemos seguir insistiendo que la visión del mundo de la Revolución Sexual daña a los hombres y a las mujeres, y debemos abogar por la dignidad inherente en todos.”

Frank S. Page, presidente del Comité Ejecutivo de la CBS, denominó la directiva como, “un obvio intento por obviar la voluntad de la gente para acomodar una agenda [que el Presidente Obama] ha seguido secuencialmente desde su elección.”

“En una inapropiada acción, muy probablemente ilegal, ha puesto en riesgo a los niños y carga con toda la responsabilidad del daño a cualquier niño como resultado de esta orden,” dijo Page en una declaración escrita para BP. “Mi esperanza y mi oración en este punto es que de alguna manera la Suprema Corte reconozca lo inapropiado de esta acción. ¡Que Dios nos ayude a todos!”

Los mensajeros que asistieron a la Convención Bautista del Sur del 2014 aprobaron una resolución sobre la identidad transexual que “afirm[ó] el diseño de Dios donde la identidad de género es determinada por el sexo biológico y no por la percepción personal.” La resolución “consider[ó] a nuestros prójimos transexuales como portadores de la imagen del Dios Todopoderoso y por lo tanto condena[ron] los actos de abuso o burla que se cometieron en su contra.”

La resolución también dijo, “Invitamos a todas las personas transexuales a que confíen en Cristo para experimentar una renovación en el Evangelio.”

Los cálculos de la población transexual varían. El cálculo del William’s Institute donde dice que el .3 por ciento de la población se identifica como transexual, sugiere que por lo menos 950,000 estadounidenses perciben su identidad de género como una que no cuadra con su sexo biológico.

Los detalles de la directiva

La ordenanza de la administración de Obama — la cual llegó en una carta firmada por los oficiales de los Departamentos de Educación y de Justicia — no tiene la autoridad de la ley pero implícitamente amenaza con el retiro de la ayuda federal si la escuela no obedece.

Una escuela “no puede exigir que los estudiantes transexuales usen los baños que sean inconsistentes con su identidad de género o que usen los baños de uso individual siendo que no se exige que otros estudiantes lo hagan,” dice la carta. Permite, aunque no exige, que una escuela “tenga opciones de baños de uso individual disponibles para todos los estudiantes que voluntariamente busquen tener privacidad adicional.”

La carta dice que el deber de una escuela bajo la ley federal de “asegurar la no discriminación con base en el sexo exige que las escuelas provean a los estudiantes transexuales el mismo acceso a los programas educativos y actividades incluso bajo circunstancias donde otros estudiantes, padres, o miembros de la comunidad levanten objeciones o tengan preocupaciones. Tal como es consistente en casos de derechos civiles, el deseo de adaptarse para no incomodar a otros no justifica una política que separa y pone en desventaja a un tipo particular de estudiantes.”

Cuando un estudiante o sus padres notifiquen a la escuela que el estudiante declarará una identidad de género diferente, la escuela debe tratar al estudiante según su identidad de género sin exigir un diagnóstico médico o un documento de identificación para apoyar tal aserción, según dice la carta.

En cuanto a los deportes, la carta dice que se permite que una escuela patrocine equipos con sexos separados cuando la membresía se base en “habilidad competitiva o cuando la actividad involucrada es un deporte de contacto.” Sin embargo, no se permite a una escuela que aplique requisitos “que se basen en generalizaciones demasiado amplias o en estereotipos sobre las diferencias entre los estudiantes transexuales y los estudiantes del mismo sexo (por ejemplo, la misma identidad de género) o porque la identidad transexual incomode a otros estudiantes.”

La carta para los distritos escolares es el paso más reciente de la administración de Obama para promover los derechos de los transexuales y va de la mano con su argumento de que el Título IX de las Enmiendas a la Educación de 1972, las cuales prohíben la discriminación con base en el sexo, también protegen a los individuos transexuales. Sin embargo, este asunto aún no se ha establecido en las cortes, y el Título IX no hace una mención específica de la identidad de género.

El año pasado, la administración exigió que un distrito escolar suburbano de Chicago permitiera que un estudiante transexual masculino usara el vestidor de las niñas. Demandó el 9 de mayo a Carolina del Norte por una nueva ley estatal que requiere que los individuos en los edificios del gobierno usen los baños que corresponden al sexo declarado en su acta de nacimiento, no en el género con el cual se identifiquen.

Los republicanos reaccionan

El gobernador de Texas, Greg Abbott, expresó su apoyo por el gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory — quien respondió ante la postura del gobierno federal con su propia demanda — durante la sesión general de la Convención del Partido Republicano en Texas el 12 de mayo en Dallas. “Estoy trabajando con el gobernador de Carolina del Norte y vamos a dar batalla,” dijo Abbott al sonido de un aplauso estruendoso.

Ese día, más tarde, Abbott publicó en Twitter su oposición ante la directiva transexual de la administración de Obama. “Yo anuncié hoy que Texas va a pelear por esto. Obama no puede reescribir la Ley de los Derechos Civiles. Él no es un Rey” decía su tweet.

El 10 de mayo, el Teniente Gobernador de Texas, Dan Patrick, lanzó un llamado para que se destituyera al superintendente de las escuelas de Fort Worth después que él anunciara las reglas para los estudiantes transexuales. Kent Scribner “puso su propia agenda política personal” por encima de los estudiantes, dijo Patrick.

El impacto de la radical declaración de la administración de Obama –la cual estuvo acompañada por un documento que provee ejemplos de las políticas y prácticas que ya apoyan a los estudiantes transexuales—está por verse en la carrera por la presidencia.

Donald Trump, el presunto nominado republicano, no criticó directamente la orden transexual en una aparición del 13 de mayo en el programa “Good Morning America” de la cadena ABC.

“Creo que el estado debe tomar la decisión. Creo que tiene la capacidad para tomar la decisión. Yo lo sentí desde el principio,” dijo Trump, según el portal de internet Mediaite.

Cuando se le preguntó si se oponía a la directiva, Trump dijo, “Yo solamente pienso que debe ser el derecho de los estados.”

Ambos candidatos demócratas — Hillary Clinton y Bernie Sanders — han declarado su apoyo a los derechos de los transexuales.

Tom Strode es el corresponsal en jefe del buró en Washington de Baptist Press, la agencia de prensa de la Convención Bautista del Sur. Con reportaje de David Roach, el corresponsal nacional en jefe [Expand Bio]
*Este artículo ha sido publicado con el permiso de Baptist Press.

2 comentarios en “Se califica como ‘vil’ la orden de la Casa Blanca sobre los transexuales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s