¡YA NADA ME TOMA POR SORPRESA! Parte: II

¡YA NADA ME TOMA POR SORPRESA!

Parte: II

Autor: Sergio A. Perelli

La Iglesia de Cristo del mundo contemporáneo sigue su camino seguro hacia la apostasía debido a la ignorancia y comprensión correcta de la Palabra de Dios; y como consecuencia el mandamiento de Pablo escrito en 2 Corintios 6:14-18; 7:1, para una gran mayoría de profesos seguidores del Evangelio ha quedado en el olvido.

El párrafo anterior fue la conclusión de la primera parte de ¡YA NADA ME TOMA POR SORPRESA!

¿Leyó Usted el mandamiento que Pablo dio a la Iglesia de Corinto a mediados del primer siglo de la Era Cristiana?

NO OS UNAIS EN YUGO DESIGUAL CON LOS INCREDULOS; PORQUE ¿QUE COMPAÑERISMO TIENE LA JUSTICIA CON LA INJUSTICIA? ¿Y QUE COMUNION LA LUZ CON LA TINIEBLAS? ¿Y QUE CONCORDIA CRISTO CON BELIAL? ¿O QUE PARTE EL CREYENTE CON EL INCREDULO? ¿Y QUE ACUERDO HAY ENTRE EL TEMPLO DE DIOS Y LOS IDOLOS?”

¿Ha notado Usted las partes que he subrayado y lo que estas expresan?

¡NO UNION, NO COMPAÑERISMO, NO COMUNION, NO CONCORDIA, NO PARTE, NO ACUERDO!

¿Será que lo que escribió Pablo hace dos mil años no tiene aplicación para la Iglesia de Cristo del Siglo XXI?

Nunca ha sido el plan de Dios que Su pueblo tuviera ‘unión, compañerismo, comunión, concordia, parte y acuerdo’ con aquellos que NO SON SUS HIJOS.

El primer mandamiento del Decálogo dice: “No tendrás dioses ajenos delante de mí” (Exodo 20:3).

Entonces, ¿cómo es que una Iglesia que profesa seguir al Dios de la Biblia se ofrece a prestar o alquilar sus edificios a aquellos que rinden culto y adoración al dios del Corán que es Alá y no Jehová?

Un poco más adelante y también en el segundo libro de la Biblia leemos: “No te inclinarás a sus dioses, ni los servirás, ni harás como ellos hacen; antes los destruirás del todo y quebrarás totalmente sus estatuas. A Jehová vuestro Dios serviréis…” (23:24,25)

Y si para Usted lo anterior no está todavía claro, Dios le ordenó a Moisés:

NO HARAS ALIANZA CON ELLOS, NI CON SUS DIOSES. EN TU TIERRA NO HABITARAN, NO SEA QUE TE HAGAN PECAR CONTRA MI SIRVIENDO A SUS DIOSES, PORQUE TE SERA TROPIEZO” (23:32, 33)

Una y otra vez en las páginas del Antiguo Testamento, Dios prohibió a Su pueblo contraer “alianzas” de cualquier índole con otras naciones enemigas de Su nombre y el mismo principio aplica para la Iglesia de Cristo en el día de hoy.

El Apóstol Pedro escribió que nosotros somos “linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de la tinieblas a su luz admirable” (1 Pedro 2:9)

Sí es nuestro deber predicar el Evangelio a los musulmanes y personas de otras religiones paganas; pero de ninguna manera es necesario comprometer la luz del Evangelio abriendo las puertas de la Iglesia del Dios Viviente, invitando al mismo Satanás a entrar al seno del Cuerpo de Cristo y así expandir sin ataduras su principado de tinieblas y mentira.

Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo”. (1 Juan 2:18)

Si Juan estuviera aquí en la tierra, al haberse enterado que “Iglesias Cristianas Prestan Edificios A Musulmanes”, me hubiera llamado para dejarme saber que a él como a mí:

¡YA NADA NOS TOMA POR SORPRESA!

Gracia y Paz

Sergio

Amigo de Jesús”

*Este artículo fue publicado en este blog con el permiso del pastor Sergio A. Perelli.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.