Llamados a Orar [parte 3]

Llamados a Orar [parte 3]

Por: Daniel Brito

TEXTO: «Ustedes deben orar así:» “Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre.»

Como estuve diciendo en nuestra primera y segunda parte de este tema de la oración que, a veces parece ser redundante por la cantidad de veces que escuchamos sobre el tema. Pero por mucho que uno hable de la oración, nunca es lo suficiente, ya que es un tema primordial en la vida Cristiana. Quien nos enseña como orar es el mismo SEÑOR JESUCRISTO.

DIOS ES PADRE. (Juan 1:11-13) «Vino a lo que era suyo, pero los suyos no lo recibieron. 12 Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. 13 Estos no nacen de la sangre, ni por deseos naturales, ni por voluntad humana, sino que nacen de Dios.»

Debemos recordar cómo hemos leído en nuestro Texto, que nadie puede llamar a DIOS PADRE a no ser que haya llegado a Su Familia por medio de Su Hijo JESUCRISTO.

Debemos notar que es JESUCRISTO quien nos enseña a orar, no como nosotros queramos hacerlo, sino como Él quiere que lo hagamos, y esto lo hacemos porque tenemos una RELACIÓN con el Salvador del mundo. Es por medio de la Obra Redentora en la Cruz del Calvario que podemos llamar a DIOS: PADRE.

En este tiempo de feminismo moderno y de la confusión de género, es fácil perder de vista lo que la Biblia enseña sobre quien es DIOS.

Pero, aunque DIOS no es como nosotros, la Biblia lo presenta como PADRE, y a la Segunda Persona de la Santísima Trinidad como Su Hijo Unigénito.

DIOS es un Padre que Ama. (Juan 3:16) «Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.»

Nótese que el deseo de DIOS es que el que cree en Él no se pierda, sino que tanga vida eterna.

En Romanos 5:8 dice: «Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.»

DIOS es un Padre que PROVEE. (Mateo 6:32-33) «Los paganos andan tras todas estas cosas, pero el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. 33 Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.»

El creyente puede estar seguro que Dios provee todo aquello que necesitamos. Eso es maravillo, ya que también nos enseña que Dios está al tanto de nosotros. Él es nuestro Padre Celestial y cuando oramos, podemos estar seguros que está atento a nuestras oraciones.

Que Dios les bendiga.

(Continuará)

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomada de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.