FELIPE Y EL EUNUCO ETÍOPE

1455944660732

FELIPE Y EL EUNUCO ETÍOPE

Parte 1

por Daniel Brito

Hechos 8:26-31

«Un ángel del Señor le habló a Felipe, y le dijo: «Prepárate para ir al desierto del sur, por el camino que va de Jerusalén a Gaza.»

27Felipe obedeció y fue. En el camino vio a un etíope eunuco, funcionario de la Candace, reina de Etiopía. Era el administrador de todos sus tesoros, y había venido a Jerusalén para adorar; 28y ahora iba de regreso en su carro, leyendo al profeta Isaías.

29El Espíritu le dijo a Felipe: «Acércate y júntate a ese carro.»

30Cuando Felipe se acercó y lo oyó leer al profeta Isaías, le preguntó: «¿Entiendes lo que lees?» 31El etíope le respondió: «¿Y cómo voy a entender, si nadie me enseña?» Y le rogó a Felipe que subiera al carro y se sentara con él.»

Estamos leyendo el LIBRO DE LOS HECHOS en nuestra lectura diaria (lunes a viernes) un capítulo al día. El día de ayer leímos el capítulo 8 y hoy viernes el capítulo 9. El objetivo de nuestra lectura es leer un LIBRO DE LA BIBLIA, capítulo por capítulo hasta terminarlo.

El primer personaje que aparece en nuestro relato es el de Felipe, quien había sido uno de los siete primeros Diáconos que los apóstoles habían designado después que la Iglesia los hubiera elegido. El trabajo de ellos era encargarse de los alimentos que la Iglesia separaba para las viudas. En otras palabras, el trabajo de Felipe en la iglesia había sido el servicio de alimentos para las viudas. No debemos despreciar los trabajos más humildes en el Templo de Dios, porque Dios honra nuestra fidelidad. Ahora Dios lo estaba usando como Evangelista en la Predicación de la Palabra de Dios.

El segundo personaje es el eunuco etíope. Un eunuco era un hombre que había sido castrado, aunque no siempre era así. En este caso lo más probable es que sí fuera un eunuco castrado, porque trabajaba para la reina de Etiopía.

El Texto Sagrado nos dice que era un funcionario encargado del tesoro en ese gobierno. Los reyes de Etiopia eran venerados como hijo del sol y considerados como demasiado sagrado para encargarse de los deberes seculares de la realeza. Esos deberes eran delegados en la Reina madre quien llevaba el título de Candace.i Así que Candace no era un nombre propio, sino el título de las reinas de Etiopía, como Faraón el de los reyes de Egipto.ii

Parece ser que este funcionario etíope se había hecho un prosélito al judaísmo. Los gentiles, es decir, los que no eran judíos, podían circuncidarse y convertirse al judaísmo. Había muchos gentiles paganos que se habían cansado del politeísmo, o sea, de la creencia en muchos dioses, y de la inmoralidad tan común en tales creencias.

A ellos les atraía el judaísmo con su creencia en un SOLO Dios, y una moralidad austera que le daba sentido a la vida.iii El funcionario etíope había hecho un viaje a Jerusalén, y en su regreso por el camino desierto, se pone a leer el rollo que contenía parte del libro de Isaías. Recordemos que en aquellos tiempos no había libros como los nuestros. Los libros eran rollos, y un libro podía contener varios rollos. Si el libro era extenso, entonces contenía muchos rollos. Ese proceso era bien caro, y solo alguien con habilidad económica podía tener copias del Texto Sagrado.

Debemos notar que DIOS tiene cuidado de UNA persona. Un ángel del SEÑOR le dice que vaya por un camino solitario que iba de Jerusalén a Gaza. A veces uno piensa que Dios solamente se manifiesta cuando hay una multitud. Más bien somos nosotros los que queremos ver multitudes. Es como si nuestra fe dependiera de estar entre mucha gente.

Pero Dios sí se interesa por UNA persona, no solamente por las multitudes. Recordemos que podemos encontrar en los Evangelios a JESÚS hablando con una sola persona muchas veces. Sí, un alma tiene mucho valor. ¿Estas necesitando escuchar de DIOS? Abre tu Biblia y ponte en oración. Ahí en la soledad de tu cuarto, o en el carro, o en cualquier otro lugar. Dios oye nuestras oraciones, y nos habla por Su Palabra. Algo para meditar en este día.

(Continuará)

Que Dios les bendiga.

NOTA: Para leer la segunda parte haga “click” aquí.

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Reina Valera Contemporánea.

LECTURA PARA EL DÍA DE HOY: Hechos capítulo 9

i Bruce, F.F. (1988-06-30). The Book of Acts (New International Commentary on the New Testament) (p. 174). Eerdmans Publishing Co – A. Kindle Edition.

ii William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, p. 518, editorial CLIE.

iiiIbid.

Un comentario en “FELIPE Y EL EUNUCO ETÍOPE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .