RESPONDIENDO A UN TESTIGO DE JEHOVÁ

RESPONDIENDO A UN TESTIGO DE JEHOVÁ

Por Pablo Santomauro

Carlos dijo:

Jesús resucito. Eso quiere decir que Dios estuvo muerto? Dios puede morir?

————————

Respuesta:

Falacias de categoría.

Siempre que escuchen preguntas u objeciones por este estilo:

¿Si Jesús es Dios, como pudo morir?”
¿Si Jesús era Dios, quién sostuvo el universo por tres días cuando él estuvo muerto?
¿Si Dios no puede ser tentado, por qué Jesús fue tentado?
¿Si Jesús era Dios, a quién le oraba?
¿Cómo puede Jesús ser Dios si no sabía cuándo volvería?
¿Cómo puede ser que Jesús tenía fe en Dios si él era Dios?

Todas estas interrogantes surgen de:

1) la falla de no saber distinguir entre lo que se conoce en teología como el aspecto ontológico de la Trinidad y el aspecto económico o funcional de la Trinidad

2) la falla de no distinguir las dos naturalezas de Cristo

3) la falla de no distinguir las tres personas dentro de la Trinidad.

Estas fallas expresadas en preguntas se conocen con el nombre de “falacias de categoría”. En lógica se les conoce también como “preguntas sin sentido non sensicals”.

He aquí la definición y diferencia entre la Trinidad ontológica y la Trinidad económica:

  1. Trinidad Ontológica (onto: ser; logos: el estudio de): También se le ha llamado la Trinidad “trascendente”. El Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo son considerados como UNO en naturaleza, esencia o ser. Son co-iguales, co-omni, co-gloriosos, etc.

  2. Trinidad económica o funcional: Describe al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo obrando juntos para lograr un objetivo tal como la Creación, la Providencia o la Salvación. Cuando hablamos de la Trinidad “soteriológica”, por ejemplo, estamos hablando de las tres personas actuando juntas como UNA para traer salvación a los pecadores. También se le conoce como la Trinidad “inmanente”.

Cuando la Trinidad está obrando para lograr algo, las tres personas dividen sus roles y responsabilidades. Aquí es donde entra la subordinación. El Hijo y el Espíritu se subordinan al Padre cuando actúan juntos para traer salvación. El Padre es el que envía y el Hijo y el Espíritu son los enviados a hacer Su voluntad en la tierra. Subordinación en el contexto estructural de la Trinidad, no presenta ningún problema para los trinitarios. El Padre es mayor que el Hijo en virtud de su rol de Enviador, mientras que Jesucristo es el Enviado. Que el Padre sea mayor en rango no implica lógicamente que sea mejor en naturaleza.

Bendiciones.

Pablo Santomauro

NOTA DEL ADMINISTRADOR: Este artículo es una respuesta del apologista Pablo Santomauro a un comentario de un Testigo de Jehová en el blog del pastor Daniel, en diciembre, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s