La Iglesia Adventista y el Juicio Investigador (2)

Refutación de las doctrinas del Santuario Celestial y el Juicio Investigador

Muy bien, ¿qué dice la Biblia de todo esto? Recuerden, para nosotros la Biblia es nuestra máxima autoridad – nosotros medimos todas las cosas de la vida y de la doctrina por la Biblia. Esta es el tribunal de arbitraje final, no hay apelación más allá de la Biblia. 2 Pedro 1:3 dice que todas las cosas que pertenecen a la vida y a la doctrina nos han sido dadas por la Palabra de Cristo.

Hechos 17:11 nos manda examinar las Escrituras para ver si lo que nos dicen es verdad. Recuerden, esta doctrina del Juicio Investigador está basada en una revelación, algunos llaman a esto el don de profecía. la IASD le llama el espíritu de profecía. Bien …. 1 Corintios 14:29 dice “…Asimismo los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen”. La palabra “juzguen” significa disciernan, examinen, prueben, examinadlo todo, retened lo bueno como lo dice Pablo.

Bien, procedemos ahora a darles varios puntos de refutación de la doctrina.

  1. LA DOCTRINA SE BASA EN UNA VISION

El primer problema que presenta esta doctrina es que no es parte de la fe cristiana y apostólica. Judas 3 nos dice que debemos “contender ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos”.

Estamos entonces frente a una nueva doctrina.

Si una doctrina es nueva no es verdad, y si es verdad no es nueva.

Los reformistas protestantes se quemaron las pestañas para conectar sus doctrinas con el primer siglo. ¿Por qué hicieron esto? Dos razones muy importantes:

    1. Del pasaje de Judas 3 deducimos que es obvio que “la fe” es el cuerpo de doctrinas que constituye el cristianismo bíblico. Y este núcleo, esta médula doctrinal fue dada (entregada) en el primer siglo y para el resto de la historia hasta que Cristo vuelva. Este cuerpo doctrinal fue dado en qué forma? En la enseñanza de Jesús y de sus apóstoles (Ef. 2:20: 3: 4-5). La iglesia de Cristo debe defender estas doctrinas. Esto significa que si una doctrina no fue enseñada por los apóstoles, simplemente no forma parte de la fe.

    2. Judas usó el tiempo de conjugación aorista cuando usó la palabra “dada” (paradoqueish). ¿Para qué lo hizo? Para enfatizar que la fe era completa, culminada, total. Tratándose de doctrina o cuestiones de moral, no habría ninguna “nueva revelación” después del Nuevo Testamento.

El principio de “Sola Escritura” acarrea la noción de que lo que nosotros creemos, la forma de relacionarnos con Cristo y la forma en que vivimos, es determinada por la Escritura, y nada más que por la Escritura.

Conclusión: Esta doctrina debe ser rechazada en primer lugar por el hecho de que no forma parte de la doctrina apostólica. Es una nueva revelación, y si es nueva, es una mentira.

  1. LA DOCTRINA TAMBIEN SE BASA EN PRESUPOSICIONES

Los siguientes puntos fueron tomados de http://www.ellenwhite.org/espanol/2300.htm. Los hemos incluído en nuestro estudio por considerarlos importantes. Recomendamos aquí que el maestro elabore en el tema para una mejor comprensión del estudiante. Para aquellos que lean el estudio, recomendamos abrir la Biblia y estudiar a fondo el tema.

    1. Debemos suponer que las tardes y mañanas en realidad significan días.

    2. Debemos suponer que el principio de día por año se aplica a las 2300 tardes y mañanas.

    3. Debemos suponer que Gabriel regresó 11 años más tarde para explicar a Daniel una visión que que ya le había explicado.

    4. Debemos suponer que Gabriel no se proponía hacer que Daniel sellara la visión entera de Daniel 8 – que Gabriel planeaba regresar 11 años más tarde para explicarle parte de ella.

    5. Debemos suponer que Gabriel regresó a hablar con Daniel acerca de una visión que éste había recibido 11 años antes, aunque Daniel le estaba pidiendo a Dios poder entender una profecía enteramente diferente – la profecía de Jeremías de los 70 años.

    6. Debemos suponer que la palabra “determinadas” significa en realidad 
      “cortadas”.

    7. Debemos suponer que la profecía de las 70 semanas es “cortada” del comienzo de la profecía de los 2300 años, y no de la mitad ni del extremo de ella.

    8. Debemos suponer que la profecía de los 2300 días comenzó en el año 457 a. C., aunque nada relacionado con la asolación del santuario ocurrió ni en ese año ni en los tres siglos siguientes.

¿Cree ud. que es sabio aceptar una doctrina fundamental que está construida sobre tantas y tan débiles suposiciones? Las doctrinas deben construírse sobre hechos, no suposiciones. Los hechos son que el cuerno pequeño representa a Antíoco Epífanes, que la profecía se cumplió literalmente, y que casi todos los eruditos bíblicos (judíos, cristianos, y hasta algunos adventistas, a lo largo de los últimos 2000 años han reconocido a Antíoco como el cumplimiento de la profecía.

  1. LA DOCTRINA LIMITA EL ACCESO DE LOS CRISTIANOS AL TRONO DE DIOS

La Biblia nos dice que Cristo NO entró en el lugar santísimo en 1844, lo hizo inmediatamente después de de su ascención a los cielos (He. 10:19, 20):

Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, su carne.

¿Se dan cuenta? Estas palabras fueron escritas para que las recibieran los creyentes del primer siglo y los de ahora, y todos a través de la historia, antes y después de 1844. Es más, Cristo hizo posible para nosotros que podamos traer nuestras oraciones delante del trono de la gracia (He. 4: 15,16):

“Acerquémonos, pues, confiadamente (parrhesia = libertad de expresión, una expresión griega sinónimo de democracia) al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro (para recibir ayuda en tiempo de necesidad).” El trono de la gracia es el propiciatorio, localizado en el lugar santísimo (Ex. 26:34).

Pregunta: ¿Cómo pudieron los creyentes tener acceso al lugar santísimo antes de 1844 si Jesús aún no estaba ministrando en él? Una vez más, la Biblia indica que la entrada de Jesús al lugar santísimo ocurrió inmediatamente luego de su resurrección.

  1. LA BIBLIA ENSEÑA QUE LA OBRA DE EXPIACION DE CRISTO SE COMPLETO EN LA CRUZ

Las palabras de Cristo en la cruz, “Consumado es” (griego: tetelestai), en Juan 19:30, son clara indicación de que su obra de expiación fue completa. El término griego expresa la idea de una transacción efectuada en su totalidad. Ver también Hebreos 10:26.

La expiación fue completada en la cruz, la Biblia no puede ser más contundente en ese sentido. Nosotros pensamos que en parte, este tipo de doctrina adventista se debe a un total malentendido o total ignorancia de lo que significó la obra de Cristo en la cruz.

El tema de la salvación del creyente, en lo que tiene que ver con su destino eterno, fue resuelto totalmente en la cruz. No hay nada más allá de la cruz que Cristo deba hacer para asegurar el destino eterno de los que pusieron fe en El. Cristo no dejó nada por hacer, NO Fracasó en lograr una redención completa.

¿Fue la expiación completa con respecto a que aseguró realmente la salvación de aquellos que serían salvos? Ninguna obra puede ser considerada completa, perfecta, o terminada, si falla en lograr las metas propuestas.

Ilustración: El hijo que es enviado a traer el pan, por ejemplo. La misión es incompleta si le promete al padre que lo va a traer y no lo hace. La misión se completa cuando el pan está en casa. De la misma manera, Cristo no vino meramente a lograr que la salvación sea posible. Vino enviado por el Padre a salvar pecadores.

¿Acaso los ángeles no dijeron o prometieron que “El salvará al pueblo de sus pecados”? ¿Acaso 1 Ti. 1:15 no dice que “Cristo vino a salvar pecadores”? De esto se deduce que Cristo aseguró la salvación eterna de aquellos por los cuales murió.

Las doctrinas aberrantes en algunas denominaciones siempre van a enseñar que el pecador debe agregar algo a su propia salvación. Ese algo se puede llamar de diferentes maneras: obras, méritos, bautismo, indulgencias, aun fe y arrepentimiento. Pero siempre el pecador es visto como haciendo su parte en la salvación.

Pero por el contrario, la Escritura siempre muestra que el sacrificio de Cristo es el que provee los dones de fe y arrepentimiento, y aun de pilón (o yapa), incluye las obras.

Hechos 5:31 dice que es Cristo el que nos da arrepentimiento para perdón de los pecados. Ver también Hch. 11:18, 16:14; 2 Ti. 2:25; Fil. 1:29, 2:13. ¿Ven? La obra de Cristo se considera completa porque garantiza hasta los medios por los cuales la salvación se recibe.

Por naturaleza somos esclavos del pecado (Jn. 8:34) y carecemos de la habilidad de buscar a Dios y Cristo, o de arrepentirnos del pecado y creer en el evangelio (Juan 6:44; Rom. 3:11; 8:7; 1 Cor. 2:14; 12:13). A menos que seamos regenerados desde arriba, que seamos nacidos espiritualmente, que seamos nacidos de Dios, nunca veremos el reino de los cielos.

Por lo tanto, Cristo necesariamente debió lograr una salvación completa, en la cual El aseguró nuestra aceptación de ella por medio de la gracia. Es por gracia que creemos (Hch. 18:27), es la gracia soberana de Dios la que abre nuestros corazones.

Cualquier posición que ignora o rechaza el completamiento total de la expiación rechaza también la perfección de la expiación. Y al hacer eso, acusa a nuestro Salvador de fracasar en la obtención de una salvación total.

Cuando usted llegue al cielo, le debe todo a Cristo. Es todo gracias a Cristo. Usted no puede atribuirse ningún crédito. Usted no tiene nada para contribuir a su salvación. Recuerde eso cuando esté de rodillas orando y alabándole. Toda la gloria, la alabanza y el honor son para Dios, porque El lo ha hecho todo.

Otras razones por las cuales la obra de expiación de Cristo culminó en la cruz:

    1. Cuando los autores del Nuevo Testamento hablan de la naturaleza del sacrificio de Cristo siempre usan el tiempo de conjugación pasado. Sinifica que la obra fue finalizada.

    2. Cristo sentado a la diestra del Padre indica lo mismo.

    3. Cristo ha sido glorificado ya. Clara indicación de una obra culminada.

    4. El hecho de que Cristo ya ha comenzado su ministerio de intercesión revela que su obra de sacrificio u oblación ha sido terminada.

    5. La obra del sumo sacerdote del Antiguo Testamento. En el Antiguo Testamento el sumo sacerdote no podía interceder por el pueblo hasta que el sacrificio fuera terminado. En Hebreos 2:17 la obra de Cristo es descrita en función de la obra del sacerdote en el Antiguo Testamento.

 

5.    LOS CREYENTES NO PASAN POR UN JUICIO DE OBRAS QUE DETERMINA SU SALVACION

Juan 5:24 pulveriza la doctrina del Juicio Investigador. Si no hubiera en la Biblia más que este versículo para refutar a los adventistasen esta doctrina, sería suficiente:

“De cierto de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al me envió, tiene vida eterna: y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.”

El griego en los manuscritos dice categóricamente “no vendrá a juicio” – traducción literal.

Claro, todos tendremos que aparecer ante el tribunal de Cristo, pero éste será un juicio para recibir o no recibir recompensas por las cosas hechas en el Espíritu, no en la carne (2 Cor. 5:10). En otras palabras, seremos juzgados en como hemos vivido nuestra vida cristiana, pero no en referencia a la pena del pecado, o sea la muerte, la separación de Dios por la eternidad

El cristiano no tiene que esperar hasta el final de su vida o hasta su resurrección para saber si tiene vida eterna. “El que cree en mi tiene vida eterna” … “el que cree en el Hijo tiene vida eterna” (Jn. 3:36; 6:47). Observen que es vida eterna “ahora”, no en el futuro.

“Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna.” (1 Jn. 5:13). Para que sepáis que tenéis vida eterna, no para que viváis miserablemente, preocupados por si sois salvos o no, no para para vivir pendiente de lo que sucederá en el futuro.

Romanos 8:1 debe de ser la lápida para poner encima de esta doctrina del Juicio Investigador:  “… ninguna condenación [juicio en el griego] hay para los que están en Cristo Jesús …”

¿Por qué pregunta usted? ¿Ha escuchado hablar de la doctrina de Justificación por Gracia? ¡Ah! Es una doctrina que no se enseña más, ha sido abandonada por el cristianismo.

“Justificación” es un término legal, significa “inocente”, “no culpable”, la persona ha sido declarada “justa”. El término opuesto de “justificación” es “condenación”.

Puesto en lenguaje doctrinal: “Es el acto judicial de Dios por el cual el pecador que pone su fe en Jesucristo es declarado justo ante los ojos de Dios, y es libre de culpa y castigo”. El pecador no está más bajo condenación: se unió a Cristo por fe, es uno con Cristo, y la justicia de Cristo es adjudicada a él. No significa que ud. es hecho perfecto en ese momento, en la práctica ud. sigue siendo un pecador, pero posicionalmente ud. es inocente frente a Dios por los méritos de Jesucristo.

Es como en la corte, el acusado al final del proceso es declarado “libre de cargos”. ¿Significa eso que la persona ha cambiado su carácter moral? NO. Sigue siendo la misma persona, pero ha conseguido un veredicto favorable.

Dios trata con el pecado judicialmente. El gobernador de X estado de los EEUU puede ejercer clemencia y extender el perdón a un criminal, pero no puede restablecerlo a la posición que tenía como si nunca hubiera cometido un crimen. Por el resto de su vida continuará siendo siendo “un criminal perdonado” Pero Dios no sólo lo perdona, sino que también lo declara “no culpable” y lo restituye como “justo” ante los ojos de la ley de Dios, la máxima ley. ¿Por qué? Porque Jesucristo ya pagó la sentencia. El problema entre el alma de la persona y Dios queda para siempre anulado, revocado, olvidado. <>

*Este artículo fue publicado en este blog con el permiso del apologista Pablo Santomauro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s