INVITADOS A UNA BODA

INVITADOS A UNA BODA

Por Zobeida Brito

Quizá en este día, al revisar su buzón del correo, usted, al mirar su correspondencia, entre tantas cosas recibidas le llego una invitación para la celebrción de una boda que se llevará a cabo en una fecha determinada. Y usted tiene la opción de asistir a esa invitación o declinar por tener muchos compromisos para ese día. Pero si los novios son muy queridos para usted, entonces comienza a prepararse desde ahora para esa ocasión.

¿Sabía que la iglesia del Señor tiene una invitación sumamente especial para una boda que se va a celebrar? Esa boda no tiene fecha, pero sí la invitación, y con reglas a seguir. En la palabra de Dios se nos indica los pasos a seguir para calificar para este grande acontecimiento. Si es usted un redimido por la sangre de Cristo, y si usted lleva una vida santificada y una vida recta delante del Señor, entonces usted es un invitado.

Veamos nuestra porción bíblica del día de hoy. Dice Apocalipsis 19:6-9:

«Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina! 7Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. 8Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. 9Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.»

Los más importante es que sus vestimentas se las darán en el cielo, y serán de lino fino y con una blancura resplandecientes, que nadie en la tierra las podría hacer. Y en las bodas habrá un gran banquete, y los invitamos seremos millones de millones; y participaremos como hermanos de todos los confines de la tierra y de todos los linajes y naciones y lenguas. Y no tendremos problema con el idioma porque nos entenderemos muy bien. ¡Aleluya! Hermanos el tiempo corre. Es necesario que como iglesia estemos apercibidos y redimiendo el tiempo, porque está en nosotros el participar de este gran acontecimiento, “la invitación esta hecha.” Pero aunque la boda no tenga fecha, la invitación se vence al uno morir. No espere responderle al Señor con decirle que usted también estará.

Que Dios les bendiga.

*Todo Texto Bíblico ha sido tomado de la Santa Biblia, Reina Valera 1960.

.

3 comentarios en “INVITADOS A UNA BODA

  1. Excelente mensaje inspirador querido hermano. Esperamos ansiosamente ese momento. Hermano tengo una pregunta acerca de ese pasaje, Macarthur afirma que ‘los invitados’ de este pasaje no son de la iglesia, ya que esta es la novia. Quiénes son estos y que respaldo bíblico existe? Muchas gracias de antemano.

    Me gusta

  2. Gracias estimado hermano por sus buenas palabras. En respuesta a su pregunta, tengo delante de mi el comentario de McArthur de Apocalipsis, y a los invitados que se está refiriendo es de la Parábola en Mateo 8:11-12 donde los invitados simbolizan al pueblo de Israel. Las Bodas del Cordero sí es una celebración con la Iglesia, el Cuerpo de Cristo.

    Que Dios le bendiga.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s