Por qué sí son Falsos Profetas

Por qué sí son Falsos Profetas
Crítica del artículo en línea de los Testigos de Jehová, “Por qué no somos falsos profetas”
       

por Pablo Santomauro

Avergonzados perpetuamente por sus falsas profecías a través de los años y conociendo que tal registro tira por tierra su autoridad religiosa, los Testigos de Jehová intentan contrarrestar por medio de canales “no oficiales” la justificada acusación de que son falsos profetas. Estos apologistas “por poder” de la Wachtower publican su material en la internet. Tal es el caso de la página llamada Testigos de Jehová Defendidos (en español) y su artículo “Por qué no somos falsos profetas” [1]. 

El autor, Hal Flemings, se ha dedicado a escarbar en el pasado del catolicismo y varias denominaciones protestantes para sacar a luz comentarios y predicciones de líderes que no se materializaron. 

Menciona a Lutero, quien en el siglo XVI escribió en varios documentos que el fin estaba cerca. Entre otras cosas también pronosticó que luego de su muerte el evangelio desaparecería. Así mismo, hacia 1564, el luterano Nachenmoser predijo que en 1590 el evangelio sería predicado a todas las naciones y se alcanzaría una maravillosa unidad, y que el último día estaba cercano. Nachenmoser ofreció numerosas conjeturas sobre la fecha; 1635 parecía ser la más probable según él. El tercer luterano mencionado por el Flemings es Andreas Oslander, quien predijo en su obra Conjeturas sobre los últimos días y el fin del mundo, que el fin estaba cerca. El artículo señala correctamente que “todas estas predicciones luteranas fallaron”.

En el resto del artículo se mencionan también predicciones fallidas de católicos como el Papa Gregorio 1 (590-604), el monje Adso (circa 950) y el abad católico romano Joaquín de Fiore (1131-1202), quienes hicieron predicciones sobre la venida del Anticristo y los tiempos finales en un lapso de tiempo relativamente inmediato. Otras instancias que el artículo señala involucran a líderes bautistas, pentecostales y de otras denominaciones. De entre estos, algunos hicieron predicciones con fechas exactas y otros sólo hicieron alusiones a la cercanía del tiempo del fin.

El artículo pasa luego a detallar las profecías anunciadas por los Testigos de Jehová desde 1874 en adelante, todas las cuales no se cumplieron, pero realmente las presenta como honestos errores de cálculo, no como falsas profecías. En la segunda parte del artículo, titulada ¿Quién es un falso profeta en el sentido bíblico? el autor expresa:

                          “Pues bien, muchas de las predicciones que se han considerado hasta ahora no surgen porque alguna persona haya afirmado que Dios le ha hablado o le haya mandado personalmente difundir alguna profecía original. Casi todas las predicciones fueron puntos de vista erróneos sobre profecías verdaderas ya escritas en la Biblia. Las interpretaciones fueron inexactas, pero las profecías y relatos bíblicos siguen siendo verdaderos”. [2]

La trampa aquí consiste en echar en el mismo saco las profecías de los Testigos de Jehová junto con las otras, poniéndolas a todas en la misma categoría. Es cierto que los líderes protestantes y católicos nunca reclamaron que estaban hablando por Dios. Ellos nunca reclamaron ser profetas de Dios en la tierra, i.e., portavoces “oficiales” de Dios. Simplemente expusieron sus teorías o lo que ellos entendieron al analizar el futuro profético. Los que pusieron fechas exactas del fin del mundo o la 2da. Venida de Cristo, actuaron definitivamente en desobediencia a la Palabra de Dios (Mt. 24:36). Los que pusieron plazos más bien mal interpretaron las señales previas al retorno de Cristo, pero en ninguno de los casos sus conjeturas acarrearon la fuerza y autoridad de “Así ha dicho el Señor”.

El caso de los Testigos de Jehová es exactamente lo contrario. La Watchtower Society ha reclamado ser un profeta de Dios en la tierra en varias ocasiones. A continuación veremos ejemplos de esos reclamos:

* Watchtower — 1917 Junio 1, p. 6091

           “… Verdaderamente vivió entre nosotros en estos últimos días un profeta del Señor … su obra permanece como un testigo perdurable de su sabiduría y fidelidad”. (con respecto a Charles Russell, quien predijo el fin del mundo para 1914) [3]      (énfasis nuestro)

* Watchtower — 1959 Enero 15,  pp.39-41, Down with the Old-Up with the New!

          “¿A quién Ha Dios usado actualmente como su profeta? … Los Testigos de Jehová están profundamente agradecidos hoy de que los simples hechos muestran que Dios se ha agradado en usarlos …. Esto ha sido porque Jehová extendió su mano poderosa y tocó sus labios y puso sus palabras en sus bocas (las de los Testigos) …” [4]
(énfasis nuestro)

* Watchtower — 1964 Octubre 1, p.601, Pay Attention to Prophecy 

           “… porque Dios tiene hoy en la tierra una organización-profeta … Los ungidos testigos de Jehová en la tierra”. [5]
(énfasis nuestro)

* Watchtower — 1972 March 15, p. 189,  Wanted-A Messenger 

                      Lo que se requiere de un mensajero de Dios 
          “… Más exactamente, ¿hubo algún grupo sobre el cual Jehová encomendaría la comisión de hablar como un profeta en Su nombre, como lo hizo con Ezequiel en ese entonces en el 613 A.E.C.? ….. Es importante para todo individuo en la tierra identificar el grupo que Jehová ha comisionado como su “siervo” o mensajero … Por esta razón en los próximos números de la Atalaya se discutirá la identidad y la obra del mensajero comisionado por Jehová como fue revelado en la visión de Ezequiel”. [6] 
(énfasis nuestro)

A continuación la respuesta a la pregunta en azul que se publicó en el siguiente ejemplar:            

Watchtower — 1972 Abril 1, p.197, They Shall Know that a Prophet Was Among Them

           “Este ‘profeta’ no era un hombre, pero era un cuerpo de hombres y mujeres. Era el pequeño grupo de discípulos que seguían los pasos de Jesucristo, conocido en ese tiempo como International Bible StudentsHoy son conocidos como los testigos cristianos de Jehová… ” [7]
(énfasis nuestro)

Luego de profetizar fallidamente el armagedón para 1975, los Testigos de Jehová parecieron tener un momento de lucidez y cambiaron su tono:

            “Ellos (los Testigos) no reclaman infalibilidad ni perfección. Tampoco son profetas inspirados”. (Watchtower — 1976 May 15, p.297, Preaching Christ-Through Envy or Goodwill?) [8]

Lamentablemente, el período de cordura no duró mucho tiempo. En 1986 volvieron a proclamarse profetas, esta vez definiéndose a sí mismos como una clase de profetas:

          “… el profeta que Jehová ha levantado no es un hombre individual como en el caso de Jeremías, sino una clase.” (Watchtower — 1982 October 1, p.27, Be as Men Who Are Facing Har-Magedon Unafraid) [9]

Conclusión
Las predicciones de los Testigos de Jehová no fueron “expectativas futuras erróneas”, como las describe Hal Flemings. Fueron falsas profecías anunciadas por un cuerpo gobernante que presuntuosamente reclamó tener información directa de Dios y no dudó llamarse “el profeta de Dios en la tierra”. Basados en estos elementos de prueba incontrovertibles que hemos visto, queda en claro que la organización de los Testigos de Jehová, la Sociedad Watchtower o Torre del Vigía, es un falso profeta. <>

Referencias

1. http://www.tjdefendidos.org/profetas.htm
2. http://www.tjdefendidos.org/sentidobiblico.htm
3. http://www.watchtower.cc/prophet.htm 
4. Ibid.
5. Ibid.
6. Ibid.
7. Ibid.
8. Ibid.
9. Ibid.
*Este artículo ha sido publicado con el permiso del apologista Pablo Santomauro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s