Cuentos y Leyendas del Islam

Cuentos y Leyendas del Islam

De suicidios, Sansón y hombres “bomba”

por Pablo Santomauro

El Corán prohíbe el suicidio. ¿Será cierto?

Los musulmanes “moderados” acostumbran a decir muchas cosas que no son verdad para salvar la reputación de su religión. Nótese que encerramos “moderados” entre comillas ya que consideramos que la existencia de tal clase de musulmanes es un mito. Frente a la triste realidad de los atentados de los hombres bomba, algo que ya es parte del folklore del islam, los “moderados” declaran enfáticamente que el Corán prohíbe el suicidio. Cuando se les pide que mencionen algún pasaje del Corán que confirme el reclamo, ellos harán referencia a un pasaje en el Sura (capítulo) 4:

“¡Creyentes! No os devoréis la hacienda injustamente unos a otros. Es diferente si comerciáis de común acuerdo. No os matéis unos a otros*. Dios es misericordioso con vosotros. A quién obre así, violando la ley impíamente, le arrojaremos a un Fuego. Es cosa fácil para Dios”. Corán 4:29-30

Si a usted, amigo lector, se le hace difícil ver en este pasaje una prohibición del suicidio, no se preocupe. Tal prohibición no existe en el texto. El Tahrike Tarsile Qur’an (Eimhurst, New York) trae al pie de página este comentario referente a la cláusula con el asterisco:

Lit. ‘no os mateís’. Se ha visto también aquí una prohibición del suicidio (?). Al parecer, algunos creían que no se aceptaba su arrepentimiento si no se daban la muerte”.

Es aparente que los propios comentarios del Corán son bastante tímidos al respecto. El signo de interrogación entre paréntesis habla por sí solo, por lo tanto el reclamo de los musulmanes moderados para salvar la nefasta imagen de su religión, es más que raquítico.

Otra prueba que debilita aun más el argumento es que los grupos terroristas del islam no parecen estar muy impresionados con el pasaje. ¿Han acaso mal entendido el Corán? Para ellos la mejor forma de alcanzar salvación es morir (suicidarse) y al mismo tiempo matar a los infieles. Alá ha reservado los mejores asientos para ellos en el paraíso (Corán 9:111).

¿Y qué decir de este Hadith donde Mahoma exalta el suicidio de un seguidor?

…… El pueblo dijo: “Las buenas obras de Amir se han perdido porque se ha matado”. Yo retornaba en el momento que ellos hablaban acerca de eso, Fui y le dije al profeta: “¡O profeta de Alá! El pueblo clama que las buenas obras de Amir se perdieron”. El profeta dijo, “Cualquiera que diga eso es un mentiroso, porque Amir tendrá doble recompensa al haberse esforzado para obedecer a Alá y peleó por la causa de Alá. Ninguna otra forma de muerte le hubiera garantido una más grande recompensa”. (Hadith de Sahih Bujarí, Volume 9, Book 83, Number 29)

Obviamente los hombres bomba del islam tienen aquí apoyo para su conducta. Ningún musulmán, absolutamente ningún musulmán que se precie de serlo, se atrevería a negar este pasaje del Hadith más respetado del islam.

¿Hombres bomba homicidas-suicidas en la Biblia?

Aunque parezca increíble, algunos apologistas del islam pretenden encontrar apoyo para los atentados terroristas de los hombres bombas en la Biblia. Una página islámica despliega un artículo titulado Suicide Bombings in the Bible, el cual expresa que “auto-sacrificio y dar la vida intencionalmente, y tomar el mayor número posible de vidas con uno por la causa de Dios Todopoderoso”, es aprobado por la Biblia y ejemplarizado en la historia de Sansón

(http://www.answering-christianity. com/suicide_bombing_in_the_bible.htm).

Como recordará el lector, durante su cautiverio Sansón pidió fuerzas a Dios para derribar el templo del dios Dagón donde celebraban miles de líderes filisteos. Dios concedió el pedido de Sansón y éste tiró abajo la estructura muriendo él y un número indeterminado (pero alto) de filisteos. La narración bíblica deja en claro que Sansón dijo: “Muera yo con los filisteos” (Jue. 16:30). Se trató de un acto voluntario de Sansón sabiendo que su propia vida llegaría a su fin.

La interrogante es: ¿Existe un paralelo entre el acto de Sansón y los actos de los hombres bomba del mundo del islam? En ninguna manera. Consideremos los siguientes puntos:

  1. Sansón fue Juez de Israel. Como tal debía aplicar el principio bíblico conocido como “herem”, la tarea de eliminar la idolatría en la tierra de Israel. Ya sabiendo que su carrera como juez de Israel había llegado a su fin, opta por asestar un golpe letal al liderazgo del enemigo mortal de Israel, los filisteos, con quienes los israelitas venían sosteniendo una prolongada guerra. Las acciones de Sansón se encuadran dentro de los parámetros militares de guerra. Los que perecieron en el derrumbe fueron líderes políticos y militares. Las víctimas de los atentados terroristas de los hombres bomba, por el contrario, son civiles (niños y jóvenes incluidos), no sólo en Israel sino también en países como Irak, donde las víctimas son musulmanes de diferentes facciones.

  2. Lo que hizo Sansón (llevarse con él a miles de enemigos) fue un acto único en toda la Biblia, no se repite. Dios nunca incluyó el suicidio como un recurso válido para ser usado en la conquista de las tribus caananitas. La prohibición del suicidio en la Biblia está dada en el contexto del sexto mandamiento (No matarás con premeditación) y ésta incluye por inferencia lógica el suicidio.

  3. El suicidio en la Biblia es siempre asociado con las nociones de ruina espiritual y desobediencia (casos de Saúl, Zimri y Judas). Ciertamente Sansón padeció de ambas. El hecho de que Dios le haya concedido su petición de ser fortalecido no quiere decir que Dios apruebe el suicidio, sino que en el plan soberano de Dios el deseo de Sansón coincidió o se entrelazó con el juicio ya decretado por Dios sobre los filisteos. Recordemos que la implementación de este juicio sobre los canaanitas involucraba acciones militares específicas, y estaba justificado en base a que los canaanitas ya habían escuchado las advertencias contra la idolatría desde los tiempos de Abraham (siglos antes).

  4. El mandamiento de poseer la tierra por parte de Dios nunca se extendió más allá de la zona geográfica de la tierra prometida. El principio de “herem” fue limitado en tiempo y espacio. No fue una directiva de Dios para ser implementada en todas las épocas. El islam, por su parte, tiene como puntal misionero el subyugar a todas las naciones aun en el día de hoy.

  5. El intento de presentar a los hombres/mujeres bomba como mártires por la causa del islam y considerar a Sansón como un mártir similar a los “jihadistas”, es falaz. Los mártires bíblicos fueron ejecutados por los enemigos de su fe. No se armaron para pelear por Cristo y matar el mayor número posible de víctimas.

Hemos visto, entonces, que los argumentos de los apologistas del islam no pasan de ser un intento desesperado de disfrazar y atenuar la horrible realidad de los actos realizados por aquellos que siguen los preceptos de una religión instigada por el odio y sedienta de sangre. <>

*Este artículo ha sido publicado en este blog con el permiso del apologista Pablo Santomauro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s